Mejora la calidad del aire que se respira en la Gran Manzana

Informe de la Ciudad demuestra una disminución significativa en el uso de productos químicos nocivos y partículas en la atmósfera
Mejora la calidad del aire que se respira en la Gran Manzana
La calidad del aire que se respira juega un importante papel en la salud de los individuos
Foto: Shutterstock

Los neoyorquinos respiran un aire más fresco y no es precisamente por la llegada de la primavera.

De acuerdo con un informe anual publicado por el Departamento de Salud de la Ciudad, se ha registrado una disminución significativa en el uso de productos químicos nocivos y partículas en la atmósfera, que contribuyen a muertes prematuras y a ingresos en hospitales por enfermedades cardiovasculares y pulmonares.

La encuestadora de la calidad del aire en Nueva York (NYCCAS) realizó una investigación que inició en el 2008 bajo la administración del ex alcalde Michael Bloomberg, que determinó que los niveles de dióxido de azufre han caído un 68% debido a las nuevas regulaciones sobre las fuentes de calor y energía.

El nuevo informe, que abarca hasta el año 2014, también encontró una disminución del 21% de dióxido de nitrógeno y una caída del 24% en el óxido nítrico. Además, los niveles de ozono en toda la ciudad se estabilizaron durante este período de seis años.

Pero los números no son tan positivos en toda la ciudad. La calidad del aire varía dependiendo de donde se encuentre. En ciertos barrios en el sur de El Bronx y Manhattan, por ejemplo, todavía se emiten niveles peligrosos de contaminantes, según lo muestra un mapa de concentraciones nocivas de NYCCAS.

Como parte de la iniciativa ambiental OneNYC de la Alcaldía, febrero de este año el alcalde Bill de Blasio y el Departamento de Protección del Medio Ambiente anunciaron que 5,300 edificios municipales cambiaron su sistema de calefacción, reduciendo las emisiones de dióxido de azufre y la semana pasada, el Concejo Municipal adoptó una resolución para fomentar la reducción de contaminación en la ciudad.

El informe en Cifras:

  •  Reducción del dióxido de nitrógeno (21%), óxido nítrico (24%) y de finas partículas (16%) en los últimos 6 años.
  • El dióxido de azufre disminuyó en un 68% de 2008 al 2014.
  • Los niveles de Ozono se han mantenido estables durante los últimos 6 años.
  • Los niveles más altos del dióxido de nitrógeno, óxido nítrico y de finas partículas son observados en las zonas con mayor tráfico, con edificios más altos y áreas industriales.