ISIS lapida hasta la muerte a 1 mujer y 20 jóvenes por relaciones ilegítimas

El grupo terrorista iba a asesinar a 90 jóvenes, pero finalmente se limitó a matar a 21 personas para disuadir a la población de la "práctica de prostitución y fornicación"

El grupo terrorista Estado Islámico lapidó hoy hasta la muerte a una mujer y a 20 jóvenes varones en la ciudad de Mosul.
El grupo terrorista Estado Islámico lapidó hoy hasta la muerte a una mujer y a 20 jóvenes varones en la ciudad de Mosul.
Foto: Mohammed Jalil / EFE

Mosul – El grupo terrorista ISIS lapidó hoy hasta la muerte a una mujer y a 20 jóvenes varones en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, por haber mantenido supuestas relaciones ilegítimas, informó a Efe un responsable local.

El jefe del Comité de Derechos Humanos del Consejo de la provincia de Nínive, de la que Mosul es capital, Gazuan Hamed al Daudi, denunció que agentes de la “hesba” (policía del ISIS) asesinaron de una sola vez a todas las víctimas en el barrio de Al Tahrir, frente a la mezquita al Zahrá, en el este de Mosul.

Antes de proceder a la lapidación, uno de los yihadistas leyó un comunicado del denominado Tribunal religioso de ISIS frente a una multitud que fue obligada por la fuerza a presenciar el asesinato en ese lugar público.

LEA TAMBIÉN: Nuevo atentado en mercado de Bagdad deja 12 muertos y 40 heridos

Los yihadistas arrojaron piedras contra las víctimas durante cerca de una hora, hasta provocarles la muerte y sus cuerpos fueron trasladados posteriormente al depósito de cadáveres de Mosul.

Al Daudi reveló que, según informaciones recibidas por su Comité, un total de 90 jóvenes iban a ser ejecutados, pero ISIS se limitó a matar a 21 personas para que sirva de escarmiento y con el objetivo de “impedir la práctica de la prostitución y la fornicación”, según el comunicado del grupo yihadista.

Por otra parte, indicó que ISIS efectúa diariamente ejecuciones y detenciones de antiguos miembros del Ejército y la Policía iraquíes, además de funcionarios del Gobierno.

Los métodos que suele emplear el grupo radical para ejecutar a sus víctimas incluyen el fusilamiento, la decapitación o degollamiento, la lapidación e incluso el lanzamiento de personas desde la azotea de edificios públicos, casi siempre en presencia de otros ciudadanos.

La provincia de Nínive y Mosul fueron conquistadas por ISIS en junio de 2014, cuando los yihadistas proclamaron un califato en los territorios bajo su control en Irak y Siria.