Presionan a demócratas para que gestionen TPS para centroamericanos

Protestan en Washington a favor de las familias que huyen de la violencia

WASHINGTON — Un centenar de personas protestaron frente al Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés) y marcharon hasta la Casa Blanca para solicitar a los líderes demócratas y al Gobierno que faciliten el Estatus de Protección Temporal (TPS) a las familias que huyen de la violencia en Centroamérica.

“Estamos pidiendo tanto a la Administración presente como a la futura, que trate a los migrantes como lo que son: refugiados”, dijo el director ejecutivo de CASA Maryland, Gustavo Torres.

“Los migrantes están huyendo de situaciones deplorables y necesitan recibir un trato equiparable”, añadió.

Miembros del DNC recibieron una carta de parte de los defensores de los derechos de los inmigrantes para que se la hagan llegar a la presidenta del comité demócrata, Debbie Wasserman Schultz.

“A la luz de la reciente anuncio por parte de la Administración del Presidente (Barack) Obama, estamos profundamente preocupados e indignados de que la Administración del Presidente continúa atacando a las familias y niños que huyen de la violencia en América Central”, apunta la misiva.

Torres se refería a las información difundidas en los últimos días sobre una próxima intensificación de las redadas de inmigrantes indocumentados para deportarlos, algo que no ha confirmado el Gobierno.

“Exigimos que la dirección del Partido Demócrata, incluyendo la candidata presidencial Hillary Clinton, envíe un fuerte mensaje al Gobierno a favor de estas familias de refugiados, a ser tratados como tal: detener las deportaciones y otorgar el TPS a estas familias”, añade el texto.

La comunidad inmigrante en Estados Unidos afronta las próximas semanas con mayor inquietud y temor debido a las informaciones surgidas sobre las redadas contra madres y niños centroamericanos que se encuentran como indocumentados en el país.

La portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), Marsha Catron, explicó el pasado jueves que los individuos que se encuentran bajo el ojo de las autoridades migratorias son aquellos que cruzaron la frontera después del 1 de enero de 2014, han recibido una orden final de deportación de una corte de inmigración y no tienen pendiente ninguna petición de asilo humanitario.