Dominicano gana beca valorada en $168,000 para realizar licenciatura en música

El joven de 18 años, que ha compuesto 7 piezas, obtuvo la puntuación más alta

Josué K. Núñez  es el único miembro de su familia que toca un instrumento
Josué K. Núñez es el único miembro de su familia que toca un instrumento
Foto: Josué Núñez / Provided

Cuando Josué Núñez tenía siete años, sus padres decidieron salir de la ciudad en busca de un mejor futuro para él y su hermano. Por lo que se vieron obligados en dejarlo a él y a su hermano, 8 años mayor, en casa de una tía en su natal Santiago de los Caballeros, República Dominicana.

Allí vio por primera vez un piano eléctrico, sin imaginar que aquel encuentro le revelaría su pasión de vida y el motivo de ser considerado hoy, en su ciudad natal, un niño prodigio.

“Mi tía siempre me decía que no tocara el piano que podía dañarlo hasta que un día me complació” recuerda Núñez.

Con el pasar de los días, Josué comenzó a memorizar los demos que tenía el piano. Su tía Isabel, quien había intentado tantas veces aprender a tocar su propio piano, no salía del asombro al escuchar aquel inquieto niño que nunca había tomado una clase, tocar piezas musicales tan complejas como la novena sinfonía de Beethoven.

Al regreso de sus padres a República Dominicana decidieron ponerlo en clases de Piano y desde entonces su carrera ha ido creciendo.

Josué Núñez con 7 años en Santiago, RD
Josué Núñez con 7 años en Santiago, RD

 “El niño que nunca había tocado el piano”, como es conocido en Santiago a sus 10 años ya habría acumulado grandes hazañas: fue nombrado hijo predilecto por la alcaldía de su ciudad, compuso dos piezas musicales, ofreció su primer concierto como solista en el segundo teatro más importante del país y fue reconocido por el presidente del país.

A esa edad, Josué también le compuso una pieza al entonces nobel presidente estadounidense Barack Obama llamada “Descubrimiento”, con la cuál intentaba hacer un llamado de paz.

Para el joven de hoy 18 años no todo ha sido fácil. Sus padres debieron cambiarlo varias veces de escuela a raíz del bullying que sufría por parte de sus amigos.

“Mis compañeros de clase no entendían que me gustara la música clásica y no el reggaetón como a ellos. Algunos llegaron amenazarme con golpearme y quemarme las manos, me acusaban de gay porque tocaba el piano” nos dijo indignado.

Las constantes amenazas y el rechazo de sus compañeros no desmotivo las aspiraciones del dominicano que sueña con convertirse en un gran concertista.

“Me mantuve firme porque yo quiero ser el mejor pianista de República Dominicana. Admiro al argentino Daniel Barenboim. Quiero ser tan grande como él. Quiero viajar por el mundo y que los latinos se sientan orgullosos de mí”.

Ante las limitaciones económicas, sus padres empezaron a buscar oportunidades de emigrar a los Estados Unidos. En el 2012, consiguió una beca para ingresar a una escuela intermedia, desde entonces vive en el Alto Manhattan con su madre.

“Mi papá siempre pensó que si yo quería dedicarme a la música tenía que venir a estudiar aquí. Siempre me dijo que en este país se le daba más importancia a la carrera que yo quería seguir”.

Una vez más, la pasión de Josué se puso a prueba. Llegó a los Estados Unidos sin hablar nada de inglés.

“Mi primer año de clases fue muy difícil pero nunca me sentí frustrado, nunca sentí deseos de abandonar mis sueños. Lo único que pensaba era en que tenía que esforzarme más. Sabía que tenía que practicar mucho para aprender el inglés rápido” respondió.

La determinación, dedicación y deseo de perseguir sus sueños lograron que al cabo de dos años Josué lograra entender el 80% de lo que le decían y cuatro años después dice con orgullo que habla y entiende en un 100% el inglés.

“No importa si trabajas todo el día, si no tienes papeles o suficiente dinero. Hay que ser disciplinado, tratar de leer, ver películas y escuchar música en inglés” recomienda.

Josué no solo ha sido un ejemplo de superación para aquellos que conocen su historia;  en el seno de su hogar, su madre ha sido contagiada por la perseverancia del niño prodigio y está en camino a convertirse en bilingüe.

2)En el mes de mayo fue reconocido por el senador estatal Adriano Espaillat por su valioso aporte a la cultura y la Música.
En el mes de mayo fue reconocido por el senador estatal Adriano Espaillat por su valioso aporte a la cultura y la Música.

Un nuevo escalón conquistado

 Después de cumplir con los requisitos de aplicación, el 4 de marzo, Josué Núñez realizo una audición en la prestigiosa escuela de música  “Manhattan School of Music”.

“Cuando estaba esperando mi turno para hacer la audición, escuché a los demás y me pregunte a mi mismo cómo podría competir con esas personas que eran muy buenas” recuerda.

Pero Josué usó su miedo a su favor. Cuenta que hizo un esfuerzo mayor por realizar el mejor trabajo de toda su vida. Confió en hacer lo que había aprendido y los resultados no tardaron en llegar.

“Cuando termine de tocar, el jurado se puso de pie, me aplaudió y me agradeció por seleccionar la pieza que interprete. No creí que fueran tan generosos conmigo. Le dí tantas gracias a Dios” cuenta aún emocionado.

La admiración del jurado no era para menos. Núñez había interpretado una difícil pieza musical de Arnold Schoenberg que se destaca por ser complicada de memorizar y tocar.

A pesar de la manifestación de aprobación, el compositor de siete piezas no se confió demasiado y aplicó a otras instituciones para no quedarse con una sola opción “porque si no me eligen de allí no me voy a frustrar”.

Unas semanas después recibió una carta donde le informaban que había sido escogido entre 3 mil personas para realizar la licenciatura en música en la prestigiosa escuela.

“La educación para mí es muy importante. El talento no es suficiente. A través de la educación he aprendido a leer las partituras, he aprendido de la historia de grandes maestros y como implementar sus ideas en la música” dijo.

Al final, para él es importante resaltar la importancia del apoyo de sus padres. De que ellos creyeran y apoyaran su talento. De que siempre estén ahí para mostrarles cuál es el camino correcto.

Próxima presentación

Como parte de su despedida de la escuela secundaria, Josué Núñez estará impartiendo un concierto gratuito el próximo 15 de junio a las 5 p.m. en Third Street Music School Settlement , ubicada en el  235 E  de la calle 11, NY.