Las bondades de la quinua

Esta diminuta semilla está repleta de nutrientes, vitaminas y minerales que cubren todas las necesidades diarias de nuestro organismo
Las bondades de la quinua

La quinua ha sido declarada como un “superalimento” gracias a las propiedades benéficas que aporta a la salud de quien la consume.

Esta diminuta semilla está repleta de nutrientes, vitaminas y minerales que cubren todas las necesidades diarias de nuestro organismo de una forma totalmente sana y natural. Apta para toda clase de consumidores, la quinua es el alimento promesa de este milenio y ya son muchos los expertos que recomiendan su consumo para prevenir y tratar diversos problemas de salud.

¿Quieres conocerla?

La quinua es una planta considerada como pseudocereal, puesto que no es un cereal pero se consume como tal.

Se trata de una semilla cuyo cultivo ya se realizaba en varios países de Sudamérica hace unos 5000 años, donde se referían a ella como un alimento sagrado y como la “madre de todos los cereales”.

Los principales productores de quinua son Bolivia y Perú, seguidos de Ecuador, Colombia y Chile, los cuales exportan y hacen llegar esta preciado alimento al resto del mundo, donde la quinua está ganando una gran popularidad.

Destaca por su alto aporte nutricional, por no contener gluten y por ser cultivada en la mayoría de los casos de forma orgánica, lo que le atribuye aún más importancia para el consumidor.

Una taza de semillas de quinua proporciona el 58 % de la CDR (cantidad diaria recomendada) de manganeso, el 28 % de fósforo, el 19 % de folato y el 18 % de cobre, además de proteína y de fibra.Asimismo, también posee cantidades significativas de hierro, zinc, potasio y varias vitaminas del grupo B, entre otros nutrientes.

Tal es el valor de su contenido nutricional y sus beneficios saludables que las Naciones Unidas declararon el año 2013 como el “Año Internacional de la Quinua”.

¿Qué propiedades posee la quinua?

  • No contiene gluten

Quizá una de las cosas que más llama la atención acerca de la quinua es que es libre de gluten, por lo que las personas celiacas o sensibles al gluten pueden consumirla con total seguridad.

  • Es una fuente excelente de fibra

Existen diversas variedades de quinua y, según los últimos estudios, la cantidad de fibra oscila entre 10 y 16 gramos por 100 gramos de quinua.

Sin embargo, es necesario señalar que la fibra disminuye tras la cocción de la quinua y, además, la mayor parte de esta es fibra insoluble, con menos efectos positivos que la fibra soluble.

No obstante, la poca fibra soluble presente en la quinua puede contribuir a reducir el colesterol, el apetito y la glucosa en sangre.

  • Es un potente antioxidante

La quinua es rica en antioxidantes de la familia de los flavonoides, cuya ingesta está asociada a la mejora de varios aspectos de la salud.

Este pseudocereal contiene quercetina y kaempferol, dos antioxidantes con propiedades antidepresivas, antivirales, antiinflamatorias y anticancerígenas.

  • Es rica en proteína

De acuerdo con los expertos, la quinua supera en cantidad y calidad de proteína a casi todas las clases de cereales que existen.

La proteína presente en la quinua es una proteína “completa”, pues contiene todos los aminoácidos esenciales, de ahí que esta semilla sea un poderoso suplemento natural de proteína.

En este aspecto, la quinua puede convertirse en un alimento clave para personas veganas y vegetarianas.

  • Posee una elevada cantidad de minerales

Otra de las características de la quinua es su alto contenido de minerales que habitualmente faltan en la dieta, como el potasio, el zinc, el magnesio y el hierro.

Las personas que padecen carencia de algunos de estos nutrientes podrían usar la quinua como suplemento vitamínico con muy buenos resultados.

  • Mejora la salud metabólica

Varios estudios en animales y seres humanos han demostrado que el consumo regular de quinua puede contribuir favorablemente a nuestra salud metabólica.

Y es que ya he mencionado anteriormente que este superalimento puede reducir la glucosa en sangre, además de los niveles de insulina y triglicéridos.

¿Cómo se prepara?

  • La única forma de consumir quinua es después de cocida, ya que nuestro organismo no es capaz de digerir el grano crudo y, por tanto, no se absorberían los nutrientes.
  • En primer lugar, hay que lavar y frotar suavemente las semillas para retirarle unas sustancias de sabor amargo llamadas saponinas, localizadas en la envoltura exterior.
  • Después, se procede a su cocción durante unos 10 o 20 minutos con un poco de sal y ¡listo! Ya tienes tu quinua preparada para añadir a cualquier receta.

 

 

 

Por Nutrición Sin Más