Promulgan ley para frenar flagelo de la heroína y los opiáceos en el estado de NY

La legislación firmada por el gobernador Cuomo expande apoyo de tratamientos y recuperación para  neoyorquinos víctimas de adicción
Promulgan ley para frenar flagelo de la heroína y los opiáceos en el estado de NY
Nueva iniciativa busca hacer frente al rampante uso de la heroína y el abuso de opiáceos en el vecindario neoyorquino del East Harlem.
Foto: ARCHIVO

Una histórica legislación para combatir la crisis de la heroína y los opiáceos en el estado de Nueva York fue firmada este martes por el gobernador Andrew Cuomo.

El amplio paquete de ley marca un gran paso adelante en la lucha para aumentar el acceso al tratamiento, ampliar las estrategias de prevención de la comunidad y limitar la sobre-prescripción de opioides.

“Nueva York está señalando el camino a seguir en la lucha contra la heroína y la adicción a los opiáceos, y con esta legislación, estamos tomando una posición afirmativa para nuestras familias y comunidades que han sufrido los devastadores efectos de esta epidemia”, dijo Cuomo.

La legislación incluye varias prácticas y recomendaciones identificadas por el Grupo de Trabajo Contra la Heroína y los Opiáceos creado por el gobernador, y se basa en los agresivos esfuerzos del estado para romper el ciclo de estas drogas y proteger la salud y seguridad pública.

“Felicito al Senado y la Asamblea por su arduo trabajo y dedicación para detener esta epidemia y  en la creación de un fuerte y más sano Nueva York”, agregó el gobernador al firmar la ley de amplio alcance, mientras simultáneamente recorría el estado visitando los epicentros de la crisis en Buffalo, Long Island y Staten Island.

De su parte el líder de la mayoría del Senado, John J. Flanagan comentó que el flagelo de las drogas está generando la pérdida de muchas vidas y la destrucción de las familias.

“Doy las gracias al gobernador, a nuestros colegas en la Legislatura, y especialmente los padres y las familias que han sido afectadas directamente por la tragedia por trabajar con nosotros para prevenir la dependencia, garantizar un tratamiento para aquellos que lo necesitan, apoyar a las personas en su recuperación y llevar esperanza a comunidades luchando contra el abuso de opiáceos a través de Nueva York”.

Entre tanto el presidente de la Asamblea Carl Heastie destacó  que la adicción a los opiáceos y las muertes relacionadas, han tocado todas las comunidades a través del estado de Nueva York.

“La mayoría en la Asamblea apoyó la ley para asegurar de que se tomen medidas significativas para poner fin a esta crisis en curso, con la finalidad de que los neoyorquinos tengan acceso a los servicios de apoyo y el tratamiento que necesitan y a evitar que las familias experimenten los efectos devastadores de la pérdida de un ser querido por la adicción”.

La nueva legislación incluye varias iniciativas para hacer frente al rampante uso de la heroína y el abuso de opiáceos en todo el estado, incluyendo medidas para limitar las recetas de opioides de 30 a 7 días, educación a través de cursos de prevención para los médicos y prescriptores,  mejorar los servicios de tratamiento de la adicción y fortalece las estrategias de prevención comunitarias.