Presentan demanda contra el NYPD por interferir con la Primera Enmienda

Coalición dice que la uniformada tiene la práctica sistemática de tomar represalias contra neoyorquinos que pretenden grabar sus actividades
Presentan demanda contra el NYPD por interferir con la Primera Enmienda
Ruben An junto a miembros de las organziaciones Communities United for Police Reform, Legal Aid Society y Proskauer Rose LLP durante la rueda de prensa en la corte.

NUEVA YORK.- Una demanda federal fue presentada ayer contra la Ciudad de Nueva York, con la que se busca reafirmar el derecho a la Primera Enmienda que garantiza que los ciudadanos pueden observar y grabar toda actividad policial y estar libres de retaliación policial.
La demanda alega que la policía de Nueva York (NYPD) ha mantenido la práctica generalizada y  costumbre de permitir que los policías interfieran los derechos garantizados en la Primera Enmienda que establece que las personas -sin obstrucción- puedan registrar las actividades públicas de la policía.

“Observar y documentar la actividad policial, conocida como “Cop Watch” y ampliar su uso, están entre las características centrales de nuestra campaña de rendición de cuentas de la policía”, dijo Mark Winston Griffith, portavoz de Communities United for Police Reform (CPR) y director ejecutivo del Brooklyn Movement Center.
La coalición integrada por las organizaciones Communities United for Police Reform, Legal Aid Society y Proskauer Rose LLP firmaron en conjunto la demanda presentada en la Corte del Distrito Sur localizada en el bajo Manhattan.
Según Griffith, “Cop Watch es una herramienta fundamental de la seguridad de la comunidad y la transparencia ciudadana, especialmente teniendo en cuenta los fallos sistémicos de la policía de Nueva York y otros departamentos de policía al mantener sus oficiales responsables de los abusos y mala conducta en nuestras comunidades”.

El portavoz de la CPR insistió que los tribunales deben dejar claro que cualquier intento por parte de la Policía a poner en peligro el ejercicio de los derechos de un civil, incluyendo la detención infundada, insinuación o venganza, es una violación de la Primera Enmienda.
“El fracaso del NYPD a respetar los derechos de los neoyorquinos, a pesar de las regulaciones administrativas internas que les rige, es un ejemplo más de la mala fe de las acciones del Comisionado Bratton y del NYPD”, aseveró Griffith.
La Policía, por su parte dijo que no iba a comentar hasta cuando no tenga la demanda en sus manos.
La CPR puso de ejemplo el arresto de Ruben An, ocurrido el 28 de julio de 2014 en represalia por el filmar a unos policías en una acera de Manhattan. El hombre fue absuelto de todos los cargos en una corte penal después de luchar contra ellos durante todo un año. Un video de vigilancia de un edificio cercano, junto con la grabación del teléfono móvil de An, “mostraron claramente que fue detenido en venganza para grabar a los agentes de policía, tal como ha ocurrido con tantos otros neoyorquinos”.
De acuerdo a la CPR, esto incluye ejemplos que ocurrieron mucho después de que NYPD distribuyó un mensaje de advertencia a sus oficiales, de que podrían violar la Primera Enmienda.
La demanda contra la Ciudad y el NYPD, busca una afirmación clara de la corte de que An estaba en su derecho a registrar la actividad pública de la policía bajo la Primera Enmienda y que las acciones de los oficiales en su contra violaron ese derecho.
También está buscando una orden judicial que prohíba al NYPD continuar represalias contra los neoyorquinos que graban la conducta policial. Con el fin de garantizar la Corte llega a la clave de lo que establece la Primera Enmienda, An no está buscando una compensación en la demanda, se informó en la rueda de prensa que se dio en los exteriores de la corte.
“A la luz de décadas de abuso policial contra las comunidades de bajos ingresos y minorías, y una falta sistemática de la responsabilidad de la policía, el seguimiento y documentación de las acciones de la Policía – una práctica que llamamos Cop Watch – es una importante herramienta que los neoyorquinos pueden utilizar para ayudarse a proteger el uno al otro”, dijo Loyda Colón, codirectora  de Justice Committee.
Colón denunció que con demasiada frecuencia, el Comisionado y los agentes de policía de Nueva York penalizan Cop Watch y los que participan en ella. “Esta focalización injusta es inconstitucional y es destructiva para la seguridad de la comunidad”.
“Ruben estaba en todo el derecho de documentar lo que había observado como una ilegalidad y abuso de poder de la Policía”, dijo Cathy Dang, directora ejecutiva de CAAAV  Organizing  Communities. “Por eso, fue detenido, acosado e intimidado por el NYPD. Esta detención afectó su bienestar y como miembro de CAAAV, apoyamos  a Ruben y a toda la gente que basados en la Primera Enmienda  pueden documentar la actividad policial”.
De acuerdo con un comunicado emitido por las organizaciones, Cop Watch es la práctica de observar y documentar la actividad policial con el fin de disuadir esta política de trato abusivo. Adicionalmente, educar a los miembros de la comunidad sobre sus derechos y crear responsabilidad en la Policía.
Los miembros de la CPR, la Justice Committee, Malcolm X Grassroots Movement, coordinan una alianza de equipos de Cop Watch para patrullar en los barrios a lo largo de la ciudad de Nueva York.