Siete tips para que la enfermedad no mate tu deseo sexual

Un infarto o una enfermedad crónica pueden disminuir tu vida erótica
Sigue a El Diario NY en Facebook
Siete tips para que la enfermedad no mate tu deseo sexual
Su vida sexual no se acaba con la enfermedad.
Foto: Shutterstock

La sexualidad es una característica inherente al ser humano en todas las etapas de su vida, con cambios, altibajos y diferentes experiencias. Pero especialmente entre las mujeres, enfermedades crónicas como el cáncer o la diabetes, y condiciones como un infarto previo, afectan de manera importante la vida sexual.

Sin embargo, los expertos aseguran que estas circunstancias de salud no deberían matar tu vida sexual.

De acuerdo con expertos de la Harvard Medical School, las mujeres con cáncer, enfermedades cardiovasculareds, diabetes y artritis pueden sentir que estos padecimientos erosionan sus relaciones eróticas.

Es normal que las personas que padezcan estas condiciones se cansen con mayor facilidad, que experimenten trastornos de autoestima al sufrir alteraciones en su cuerpo (cicatrices, cirugías, mutilaciones, etcétera) y que todo esto les haga ensimismarse en lugar de abrir la comunicación con su pareja.

En este contexto, la Harvard Medical School brinda algunos tips para que el erotismo sobreviva en la enfermedad y para que las parejas encuentren momentos de intimidad a pesar del padecimiento:

1. Si te sientes muy cansada, identifica los momentos del día en los que tienes más energía y planea un encuentro con tu pareja para entonces.

2. Si tu autoimagen se ve afectada por tu enfermedad, acude a grupo de apoyo o a psicoterapia para trabajar primero en la autoaceptación.

3. Si sientes que la enfermedad te ha aislado de la vida social y te ha alejado de tu pareja, exploren la posibilidad de acudir a terapia de pareja. Tu compañero o compañera también está pasando por un momento difícil, y juntos pueden trabajar para resolverlo.

4. Si eres sobreviente de algún tipo de cáncer, las terapias hormonales para tratar este padecimiento en senos, ovarios o útero pueden disminuir el nivel de estrógenos y adelantar o acentuar los síntomas de la menopausia. “Hay ayuda para todos estos síntomas particularmente para mejorar la salud vaginal”, asegura la doctora Sharon Bober, psicóloga del Dana-Farber Cancer Institute adscrito a Harvard. Pregunta a tu médico por medicamentos que contengan ácido hialurónico y policarbofilo.

5. Si has sufrido un infarto puedes recuperar tu vida sexual, sólo debes consultar con tu médico cuál es el mejor momento para ello. Es importante que te comprometas con un programa de rehabilitación cardiovascular.

6. Las mujeres con diabetes son más susceptibles a sufrir infecciones vaginales, resequedad, cambios de humor, fatiga y bochornos. Lo mejor será seguir las instrucciones de tu médico para controlar tu nivel de azúcar.

7. Si tienes artritis, consumir tus medicamentos 30 minutos antes de tener relaciones sexuales puede ayudarte a disminuir el dolor de articulaciones. Un baño caliente o una cobija eléctrica también pueden ayudarte a relajarte. Usa almohadas y sábanas para amortiguar el impacto en tus articulaciones durante el sexo.