Turno para una mujer en las Pequeñas Ligas

Belkis Lora saca adelante su proyecto ‘Grand Slam Fundation’ en El Bronx mientras triunfa como madre y emprendedora
Sigue a El Diario NY en Facebook
Turno para una mujer en las Pequeñas Ligas

Nueva York.- Belkis Lora cuenta su historia con la alegría propia del deporte y con la naturalidad de quien lleva muy adentro el compromiso de ayudar a construir modelos de acción positiva a partir de unidades familiares muy sólidas.

“Mi inquietud inicial para interesarme por el deporte y por las comunidades surgió de mi propia necesidad. Yo había llegado de dominicana y buscaba donde dejar a mis niños para trabajar. Quería un lugar seguro para mis hijos”, dice.

¿Así surgió Grand Slam Foundation?

“De esa inquietud surgió nuestra organización en 2010 y estamos cumpliendo 6 años de actividades en el béisbol con niños y jóvenes”.
‘Grand Slam Fundation’ es una organización sin ánimo de lucro con la misión de ayudar a los niños y a los jóvenes a pasar tiempo productivo dentro del deporte organizado.

¿Cómo se involucra una mujer en un deporte como el béisbol?

(Ríe). “Luchando muy fuerte. Llegando hasta los campos y conociendo a mucha gente me di cuenta que los niños necesitaban que les dieran algo más productivo que jugar béisbol…”
Recuerda que llevaba los niños a jugar a Long Island para tener  la oportunidad de practicar en un “batting cage” y admite con pena que muchos de los niños no habían visto antes ni  jugado en un ‘batting Cage’.

“Por eso vi la necesidad de crear algo muy sano y muy seguro… un lugar confiable donde los padres pudieran dejar a sus niños mientras ellos trabajan…”
Ubicados en la Avenida Tremont a la altura de la Avenida Washington en El Bronx atiende a cerca de 525 niños y jovencitos durante todo el año.
“No paramos. En el verano tenemos toda la actividad a pleno  con mucha práctica en los campos al aire libre y en el invierno es todo indoor”, añade.

En esta clase de tareas debe uno tener un motor motivacional que lo impulse. En su caso ¿Cuál es ese motor?

“Nada te premia mejor o te motiva mejor que ver este lugar repleto de niños, cuando todos sabemos lo que puede pasar allá afuera… Yo estoy feliz de saber que no están en  la calle. No están en Internet viendo videos que no deben ver y si yo puedo sacarlos de allí estoy ayudando a que hagan algo mejor para su futuro”.

La idea de Belkis y su equipo es mantener a estos niños y jóvenes enfocados en actividades constructivas más allá de la actividad del béisbol. ¿Qué hacen?

“Traemos peloteros que son modelos a seguir en Grandes Ligas. Acá ha estado Mariano Rivera que es un ejemplo a seguir. Les traemos médicos para que les hable de obesidad y de la importancia de tener una buena alimentación. Les traemos a jóvenes empresarios para que cuenten sus experiencias y les dejen la idea de que ellos también pueden alcanzar metas en la vida”.

¿Qué peloteros han visitado y compartido con los niños de la Fundación?

“Muchos.  Ya le dije de Mariano Rivera y otros como Robinson Cano, José Reyes, Iván Nova, Dellin Betances… muchos”.

¿Cómo llevan el censo de los niños?

“Somos muy organizados y muy estrictos y esa es la mejor manera de manejar más de 500 niños”.

¿A qué edad empiezan?

“Desde los cuatro y hasta los 18 años. Es bien importante desarrollar el espíritu de competencia. La necesidad de ser competitivos en toda actividad de la vida”.

¿Cómo compiten?

“Los jugadores se integran en nuestros equipos que compiten en varias ligas. Tenemos muchos intercambios y competencias… con Long Island, Brooklyn y Queens. Vamos a Nueva Jersey y a Filadelfia. Viajamos mucho inclusive Florida y a República Dominicana estamos yendo cada dos años en febrero para hacer una gira”.

¿Cómo es el grupo directivo de la organización?

“Qué bueno que me lo pregunta. Tenemos un gran grupo humano en el que el señor Wilson Gutiérrez es el presidente de la Liga y Héctor Lora es el mánager general. En total contamos con un grupo de más de 40 voluntarios que nos ayudan en tantas tareas que surgen donde estás trabajando con tantos niños”.

¿Cómo es el procesos selectivo para saber quiénes tienen méritos para formar parte de un equipo?

“Nos basamos en las habilidades como deportista y en los resultados que obtiene en las escuelas… Nos tienen que traer las notas de la escuela… y ahí nos damos cuenta qué tan bien lo están haciendo”.

 Y si el niño es muy bueno bateando y muy malo en matemáticas. ¿Cómo deciden?

“No va… No hace parte del equipo principal.. No es que lo vamos a dejar fuera de todos porque eso sería una acción negativa, pero tampoco lo podemos premiar como lo hacemos con los que hacen todo bien. Sí se integra, pero en otras actividades para que se entere de que es importante ser dedicado y responsable en sus estudios”.

¿Cómo se financian?

“No tenemos  grandes sponsors  y por eso siempre faltan cosas, pero por ejemplo el dinero que pagan los niños en las  máquinas de bateo … lo usamos para gastos de operación de la Liga”.

¿Cómo funcionan las máquinas de pitcheo?

“Trabajan con monedas… el niño le pone 1.50 centavos… y la máquina le tira 15 pelotas o sea 15 lanzamientos. En otros lugares el costo es más alto y les dan menos bolas… es de poquito en poquito y así vamos financiando los gastos”.

Cuenta que a veces apelan a rifas y a fiestas muy familiares para recaudar fondos.

¿Qué reflexión final le deja a los lectores de El Diario?

Creo que nuestro trabajo envía un mensaje a las madres y a los padres de cómo podemos jugar un papel muy importante en la educación de nuestros hijos.