Obama perdona a 214 reos federales, casi todos sancionados por delitos no violentos

Es el mayor número de sentencias conmutadas en un sólo día en más de un siglo, según la Casa Blanca.
Obama perdona a 214 reos federales, casi todos sancionados por delitos no violentos
Más de 200 presos se benefiarán del perdón presidencial.
Foto: Archivo / Shutterstock

WASHINGTON.- Ante la inacción del Congreso por una reforma de justicia criminal, el presidente Barack Obama conmutó este miércoles la sentencia de 214 reos federales, casi todos condenados por delitos de droga no violentos, incluyendo a una veintena de hispanos.

Se trata de una cifra récord de sentencias perdonadas en un solo día desde al menos 1900, según la Casa Blanca, que no descartó que Obama conmute más sentencias antes de concluir su mandato en enero de 2017.

Del total de indultos anunciados hoy, 67 presos purgaban cadena perpetua, La mayoría de los reos saldrá en libertad el próximo 1 de diciembre.

//platform.twitter.com/widgets.js

Además, esta es la cuarta vez que Obama elimina las sentencias de personas condenadas por delitos de droga no violentos, después de la conmutación de 161 anunciadas entre marzo y junio pasados.

Según Neil Eggleston, abogado de la Casa Blanca, la decisión de Obama se enmarca en su firme creencia de que EEUU “es una nación de segundas oportunidades”, y muchos reos fueron condenados bajo leyes extremas.

Desde que asumió el poder en 2009, Obama ha conmutado la sentencia de 562 reos, más que ninguno de sus nueve antecesores en su conjunto. De ese total, unos 197 cumplían cadena perpetua.

En un blog, Eggleston explicó que cada solicitud de clemencia es evaluada individualmente, de acuerdo a las guías emitidas en 2014 y tomando en cuenta los méritos y necesidades de rehabilitación de cada prisionero.

El mexicoamericano Jason Hernández, condenado a cadena perpetua en 1998 fue el primer latino en recibir clemencia de Obama en 2013,  y se ha convertido en férreo activista a favor de una reforma judicial.

Hernández impulsó la solicitud de clemencia de Josephine Ledezma, incluida entre los 214 presos beneficiados por Obama, y dijo a este diario que lloró cuando recibió la noticia de su perdón.

El activista y expresidiario, Jason Hernández, impulsó la solicitud de clemencia de Josephine Ledezma, beneficiada por la conmutación de sentencias de Obama.
El activista y expresidiario, Jason Hernández, impulsó la solicitud de clemencia de Josephine Ledezma, beneficiada por la conmutación de sentencias de Obama.

13883776_1722540274687672_1370397411_n 13918811_1722540181354348_302278531_o.png

“El presidente Obama hoy ha asegurado que centenares de personas con infracciones de droga no violentos no morirán en prisión, muchas de ellas purgan cadena perpetua sin posiblidad de libertad provisional.  Con esto él demuestra su seriedad con la reforma de las sentencias, aunque no puede deshacer las décadas de destrucción que dejó en nuestras comunidades la guerra contra las drogas”, dijo a este diario Hernández, de McKinney (Texas).

“Esta es una clara señal de que el Congreso tiene que actuar y hacerlo correcto”, puntualizó Hernández, fundador del grupo “Crack Open the Door”.

Como parte de su nueva estrategia antidrogas, Obama ha puesto énfasis en la prevención y tratamiento de la drogadicción, a la vez que ha insistido en reducir las sentencias mandatorias mínimas para personas condenadas por delitos de droga menores.

En el Congreso, hay varias iniciativas para reformar el sistema de justicia criminal, pero éstas requieren la aprobación en ambas cámaras del Legislativo antes de ser enviadas al Despacho Oval.

No está claro que, en medio de una intensa campaña electoral en la que muchos legisladores se juegan la reelección, el Congreso reúna los votos para aprobar una reforma del sistema penal.

Varios grupos que llevan años luchando por esa reforma elogiaron hoy la decisión de Obama.

IM_20131027_LOCALES_131029389
Se requiere corregir leyes y normas que fueron aprobadas en una época pasada de mano dura contra el crimen. Foto: Archivo

Kevin Ring, vicepresidente del grupo “Familias contra Sentencias Mandatorias Mínimas (FAMM, en inglés), dijo que el objetivo es que cada reo reciba un castigo adecuado al crimen que cometió, “ni un día menos o más”.

El llamado “Proyecto Clemencia 2014” abogó por 118 de los reos que hoy resultaron beneficiados y, según la gerente del grupo, Cynthia W. Roseberry,  la decisión de Obama “es histórica”.

“Con menos de seis  meses en lo que resta del mandato del presidente Obama, sé que esta acción de hoy brindará esperanza a tantos individuos merecedores y sus increíbles y heróicos abogados que ofrecieron sus servicios gratuitos”, agregó.

Uno de los 214 reos afortunados fue Dicky Joe Jackson, quien ha cumplido más de 20 años de una sentencia capital por cargos de conspiración para vender y transportar metanfetaminas.

Padre de tres hijos, Jackson ha dicho que cometió esos delitos para pagar el transplante de médula ósea de uno de sus hijos. El propio fiscal en su caso escribió una carta de apoyo para que Jackson recibiera clemencia, porque no había pruebas de que éste estuviera involucrado en narcotráfico a gran escala.

Alrededor de la web