La misteriosa estación del Metro de CDMX que prefieren los suicidas

Con la campaña "Salvemos Vidas", la Ciudad de México pretende evitar más suicidios en su Metro
La misteriosa estación del Metro de CDMX que prefieren los suicidas
Al menos 196 personas se han suicidado al aventarse a las vías del tren desde 2011.
Foto: Captura/Twitter

MEXICO.- El trayecto de 49 metros que separa a las  líneas 2 y 9 para cambiar de ruta en la estación Chabacano de la Ciudad de México se siente más largo y triste cuando se mira alrededor, tan desesperanzador que empuja cada año al menos a un suicida.

Una luz amarilla y tenue se expande entre millones de personas que serpentean presurosos por empinadas escaleras, entre gritos de vendedores ambulantes y un paisaje  de casas destartaladas se mira por los cristales transparentes como antesala a la mortal decisión que desde hace seis años llama la atención de las autoridades.

Chabacano, la estación que enlaza la ciudad de norte a sur y de Oriente a poniente con dos líneas, encabeza la lista de suicidas en el Sistema de Transporte Colectivo (STC) con siete casos pero no es el único.

La mala ambientación subterránea o externa es similar en todas las estaciones y en la mayoría de ellas se han presentado casos de gente que se lanza a las vías para susto y disgusto de otros pasajeros que tienen que esperar alrededor de media hora para seguir el trayecto a casa, a la oficina, a una cita.

La estación donde más se han reportado suicidios es la estación Chabacano. (Foto: Agencia Reforma)
La estación donde más se han reportado suicidios es la Chabacano. (Foto: Agencia Reforma)

Desde 2011 a la fecha 196 personas escogieron el Metro para acabar con su vida, informó Jorge Garduño, director del STC, preocupado por encontrar la forma de evitarlo.

Para las autoridades del Metro el problema de los suicidios va más allá de echar para atrás el tren, dejar expuesto el cuerpo machacado, doblado en sus extremidades, o hacer convenios con el Ministerio Público para no esperar a que dé fe sino simplemente retirar el cadáver con su propio personal.

“Queremos evitar el mayor número”, dijo Garduño tras varias experiencias de vigilantes y usuarios del metro para convencer a personas de no quitarse la vida.

Por ello arrancó esta semana la campaña “Salvemos Vidas” en la que interviene la Secretaría de Salud, Fomento al Empleo, el Instituto de la Juventud y una línea teléfonica especial de la Universidad Nacional Autónoma de México para que los depresivos marquen.

//platform.twitter.com/widgets.js

El perfil de los suicidas del Metro está muy bien definido en los registros oficiales: la edad promedio es de 32 años; se tiran a las vías principalmente en el segundo semestre del año y después del medio día, al caer la tarde hasta antes de las 9:00 de la noche.

Garduño reconoce que la ambientación no ayuda y en breve comenzarán a poner música tranquilizante (aún no especifica de qué tipo) y cambiaran la iluminación amarilla por una azulada además de colocar a otros guardias al comienzo del andén, donde los suicidas se lanzan: algunos justo cuando pasa la máquina; otros, con todo el sigilo sobre las vías antes de que llegue el ferrocarril.

La capital mexicana ocupa el octavo lugar en el mundo por esta causa de muerte después de Tokio, Sídney, Toronto, Barcelona y Buenos Aires, entre otros.

Entre las primeras causas está la salud mental y las malas noticias; después el cancer, el sida y la pérdida de empleo.

Alejandro Córdova, director del programa de salud mental de la CDMX, advierte que este tipo de problemas se agudizan porque  la gente cree que para resolver los problemas mentales es cuestión de “echarle ganas” .

Primero van al médico general, luego al sicólogo, al auxiliar religioso y finalmente a una ayuda profesional de psiquiatría, en el mejor de los casos.

SUICIDIOS POR AÑO

2011- 41

2012- 34

2013- 44

2014- 36

2015- 28

2016- 13