Sus padres murieron en un trágico accidente, pero la comunidad los apoya

Esto es lo que ocurre cuando la comunidad de Long Beach se une para ayudar a sus menores de edad
Sus padres murieron en un trágico accidente, pero la comunidad los apoya
Julio Guerrero y su esposa, Gisela, dejaron huérfanos a sus cinco hijos, todos menores de edad.

Por lo menos durante un año, no les faltará comida a los cinco menores de edad que quedaron huérfanos de padre y madre en Long Beach.

El Banco de Alimentos World Harvest del sur centro de Los Ángeles se comprometió públicamente a entregarles una amplia dotación mensual de víveres durante un año.

“No están solos, comida segura la van a tener con nosotros por un año. ¡Eres bienvenida!”, les dijo Arcelia Vega, gerente del Banco de Alimentos World Harvest, a Mishell Vega, hija de un matrimonio anterior que tuvo el jefe de familia fallecido, Julio Guerrero.

Agregó que fue una compañera del banco de comida, la que se enteró del drama, y juntas tomaron la decisión de hacerles la donación por un año.

El domingo 14 de agosto alrededor de las 7:00 de la tarde, Julio Guerrero y Gisela Yáñez, padres de los menores perecieron en un accidente cuando el auto que tripulaban sobre la autopista 710 perdió el control al emprender la salida hacia Long Beach.

Julio Guerrero y su esposa Gisela Yánez. ( Aurelia Ventura/ La Opinion)
Julio Guerrero y su esposa Gisela Yánez. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinion)

A la pareja le sobreviven sus hijos: Melina de 16 años, Julián de 8 años, Julieta de 10 y los cuates Julio y Melenni de 15 años. Julio Guerrero tenía dos hijas de un matrimonio previo: Kelly Guerrero de 25 años y Mishell Vega de 28 años.

“Me dio mucha alegría saber que este banco de alimentos nos va a donar comida por un año. Siento mucho alivio y estoy muy animada para echarle ganas a toda la familia”, dijo Mishell Vega quien acudió a recoger la primera dotación de comida que les donó el banco de alimentos World Harvest.

08/22/16/ LOS ANGELES/Mishell Guerrero, 28, picks up donated food from the World Harvest Food Bank in Los Angeles. The family has been promised free food for a year from the World Harvest Food Bank. Mishell Guerrero and her younger siblings are orphaned and are mourning the loss of their father, Julio Guerrero and his wife, Gisela. They passed away in a car accident on August 14, leaving my five younger children orphans. The children are asking for the publics help in order to pay for funeral expenses. (Photo by Aurelia Ventura/ La Opinion)
Missile Guerrero selecciona el pan que podrá llevarse a casa. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Añadió que se sienten muy agradecidos por el apoyo recibido, incluso de lugares que nunca imaginó como el Banco de Alimentos. “Se siente una gran felicidad saber que la gente se toca su corazón para ayudarnos“, expresó.

Las hermanas mayores han llevado a cabo diversos eventos para recaudar fondos para enterrar a sus padres y mantenerse, mientras encuentran la manera de salir adelante. “Mi padre no dejó nada, sólo deudas por pagar”, declaró a La Opinión, Kelly Guerrero.

08/22/16/ LOS ANGELES/Mishell Guerrero (L), 28, picks up donated food from the World Harvest Food Bank in Los Angeles. The family has been promised free food for a year from the World Harvest Food Bank. Mishell Guerrero and her younger siblings are orphaned and are mourning the loss of their father, Julio Guerrero and his wife, Gisela. They passed away in a car accident on August 14, leaving my five younger children orphans. The children are asking for the publics help in order to pay for funeral expenses. (Photo by Aurelia Ventura/ La Opinion)
Mishell Guerrero llenó un carrito de supermercado. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

El jefe de la familia, Julio Guerrero, un inmigrante mexicano que ya se había hecho ciudadano estadounidense, se ganaba la vida como vendedor en el swap meet de Paramount y Cypress College los fines de semana. Gisela Yáñez, la madre, se dedicaba al hogar.

La familia mantiene abierta la cuenta en GoFundMe (https://www.gofundme.com/JulioyGisela) para quienes quieran ayudarlos con los gastos del funeral.

Además este martes 22 de agosto, de las 2 de la tarde a las 11 de la noche tendrán una kermés en memoria de Gisela Yañez y Julio Guerrero en la que habrá venta de comida, juegos, rifas y recolección de donaciones. La dirección de la kermés es: 5567 Dairy Ave. Long Beach, California 90805.