El pequeño Daniel, de 11 años, murió maltratado y desnutrido

Su madre ahora se encuentra detenida, mientras la Policía busca al padre del menor

Al menos en tres ocasiones, el Departamento de Servicios a Niños y Familias (DCFS) del condado de Los Ángeles recibió un reporte de posible abuso del pequeño Yonatan Daniel Aguilar, mismo menor que este lunes fue encontrado sin vida.

Este jueves, su madre, Veronica Aguilar, quien se encuentra detenida, fue formalmente acusada de asesinar a su hijo, además de otro cargo por abuso de un menor que condujo a la muerte.

El pequeño de apenas 11 años fue encontrado muerto, envuelto en una sábana y escondido en un closet de la casa de su madre en Echo Park, y según la Oficina del Forense de Los Ángeles, mostraba señas de haber sido abusado y de pasar hambre. Aún está pendiente una autopsia para determinar la causa de muerte.

A tres días del macabro hallazgo, las autoridades todavía intentan determinar cómo fue que el menor murió, y si su madre es en verdad la responsable, mientras están en busca del padre biológico.

Envuelto en sábanas

A eso de las 2:15 p.m., a plena luz del día, del 22 de agosto, agentes de la Policía de Los Ángeles (LAPD) acudió a la residencia ubicada en la cuadra 2100 de la calle Santa Ynez.

José Pinzón, el padrastro del menor, fue quien reportó el hallazgo. Según la Policía, éste dijo que cuando recién había llegado de trabajar, al ingresar a su casa, donde vivía con su esposa, ella le dijo que el pequeño Daniel había muerto.

Cuando las autoridades acudieron al hogar, encontraron al menor dentro de un closet, muerto ya por varias horas y envuelto en sábanas.

Menos de 24 horas después, Aguilar fue arrestada. Se le fijó una fianza de $100,000.

Al parecer el menor no había asistido a una escuela del Distrito Escolar de Los Ángeles desde 2012, ya que tenían entendido que éste se encontraba en en México, o que estaba estudiando en algún otro distrito.

Los otros tres hijos de Aguilar, de 14, 16 y 18 años, fueron localizados por la Policía y entregados a DCFS.

¿Negligencia del DCFS?

Mientras que el DCFS se rehusó en dar información sobre si proveyeron servicios a Daniel o no, lo claro es que en al menos tres ocasiones el departamento recibió una alerta en relación al menor.

Entre 2009 y 2012 se reportaron tres posibles incidentes de abuso en el hogar del menor, informó el LAPD al Los Angeles Times. Detalles sobre estos reporters no fueron difundidos, pero sí confirmó que cualquier caso de heridas o de abuso sexual que habría sufrido el menor habría lanzado una investigación por parte de la división juvenil de la agencia. Tampoco se cree que en algunos de esos tres incidentes se haya abierto una investigación policiaca.

Lamentablemente, el caso de Daniel no es el único que ha puesto en apuros al DCFS del condado angelino.

El pequeño Gabriel Fernández, de 8 años, fue golpeado a muerte a manos de, quien se presume, su madre y el novio de ésta en 2013. Esto a pesar que el DCFS recibió varios reportes y avisos sobre el abuso que sufría el menor en casa.

Foto familiar dada a conocer tras la muerte del pequeño Gabriel Fernández. /ARCHIVO
Foto familiar dada a conocer tras la muerte del pequeño Gabriel Fernández. (Foto: Archivo/La Opinión)

Gabriel fue obligado a comer heces, fue baleado con balines, y encerrado en un gabinete en su hogar de Palmdale. La tortura perduró por varios meses, además de ser golpeado repetidamente.

Al menos cuatro trabajadores sociales han sido acusados de falsificar documentos para hacer menos el abuso que acabó con la vida del niño.

Después en 2015, tres niñitos —Luis, 10; Juan, 9; y Alex, 8- fueron encontrados sin vida, muertos dentro del coche de su padre en Sur Los Ángeles.

Este viernes, Luis Fuentes, de 33 años, fue formalmente detenido bajo sospecha de haber apuñalado a muerte a sus tres hijos, quienes fueron encontrados sin vida dentro de un auto el miércoles por la mañada en el sur de Los Ángeles.
Los pequeños fueron encontrados sin vida dentro de un auto en el sur de Los Ángeles. (Foto: Archivo/La Opinión)

El padre, Luiz Fuentes, fue acusado de homicidio. Según la fiscalía, éste los apuñaló a muerte.

Los niños habían sido investigado en varias ocasiones, al parecer víctimas de abuso por parte de su padre, y en 2014 su caso fue catalogado como “alto” en el récord del DCFS.

El padre enfrenta juicio aún.