Del Potro hace historia en el US Open

El argentino, que entró al torneo gracias a una invitación, pasa a cuartos de final al derrotar a Dominic Thiem
Del Potro hace historia en el US Open
Del Potro golpea de revés a dos manos durante el partido frente a Thiem.

QUEENS, NY – Juan Martín Del Potro, actual número 142 del mundo, es el jugador con ránking más bajo en unos cuartos de final del US Open desde Jimmy Connors hace 25 años, que alcanzó esa ronda siendo el 174 del mundo.

Si llegara a la final el próximo domingo, el argentino se convertiría en el finalista de un Grand Slam con ránking más bajo de la historia.

Del Potro avanzó a cuartos de final al ganar al austríaco Dominic Thiem, sembrado número 8, que se retiró por lesión cuando iba perdiendo por 6-3 y 3-2.

“Dominic es un gran competidor y espero que se ponga bien pronto”, dijo Del Potro sobre la pista al finalizar el partido. “Para mí, después de estos dos años, es muy importante jugar unos cuartos de final aquí”.

“No sé si estoy jugando tan bien como antes, pero estoy ganando, eso es lo importante. Ojalá llegue muy lejos en este torneo, porque amo esta atmósfera”, dijo Del Potro al público del Arthur Ashe, el estadio de tenis más grande del mundo, que lo despidió con una gran ovación.

Pese a que estuvo dos años prácticamente sin jugar por lesiones en la muñeca, a sus 27 años Del Potro sigue teniendo un cañón en el servicio y una de las mejores derechas del circuito. En la medida en que recupere su revés y mejore su movilidad, volverá a ser ese jugador capaz de ganar a cualquiera. Está en el camino, como indicó el propio Thiem.

“Su derecha es increíble, su saque es muy bueno”, dijo el austriaco sobre Del Potro en rueda de prensa tras el choque. “Se está poniendo mejor y mejor cada vez”.

El partido que pudo ser

Thiem, número 10 del mundo a sus 23 años cumplidos el pasado sábado, es un jugador completo que se mueve con facilidad y que hace daño tanto con su derecha como con su elegante revés a una mano. Su choque con Del Potro estaba brindando tenis de alto nivel.

El austriaco arrancó jugando un tenis excelso y logró un break en el tercer juego del partido, pero Del Potro se lo devolvió en el sexto para igualar el set y levantar los “ole, ole, ole, Delpo, Delpo” de las gradas. El argentino no sólo atrae a muchos compatriotas a Flushing Meadows, sino que con todos los norteamericanos eliminados, al igual que Rafael Nadal, y con Roger Federer ausente, es sin duda el favorito del público.

Otra rotura de saque para ponerse arriba 5-3 fue suficiente para hacerse con el primer set. En el descanso previo a la segunda manga Del Potro recibió un masaje en el hombro derecho.

“El hombro está un poco cargado. Nada grave. Simplemente cansancio. Cuando sacas fuerte y fuerte es normal”, explicó. “Mi cuerpo no está todavía acostumbrado a jugar partidos de Grand Slam a cinco sets”.

Comenzó el segundo set y, aunque hacía gestos de dolor tras algunos puntos, Del Potro fue capaz de mantener su servicio y romper pronto el de Thiem para adelantarse de nuevo. Pero algo fallaba ya en el físico del austriaco, que no se movía como en los inicios del choque.

Dominic Thiem fue atendido por el médico justo antes de retirarse del partido.
Dominic Thiem fue atendido por el médico justo antes de retirarse del partido.

Fue entonces Thiem, durante el descanso del 2-3, el que pidió un médico para recibir un masaje en su pierna derecha. Volvió a saltar a pista, pero sólo disputaría un punto más antes de retirarse.

“Me dolía la rodilla”, explicó Thiem, que es el jugador de la ATP que más partidos ha jugado en lo que va de 2016, 70. “Empezó hace dos o tres días, no podía doblarla mucho, quizá porque tuve ampollas en los dedos de los pies y afectó a la rodilla por descompensación”.

“Al principio del partido estuvo bien, pero quizá por la tensión aumentó el dolor”, añadió. “Seguro que adaptaré el calendario un poco el año que viene. No esperaba jugar tanto este año”.

?>