Si trabajas en Los Ángeles, ¿cuántos días te corresponden por enfermedad?

Ínformate, porque nunca es una buena idea ir a trabajar cuando estás enfermo
Si trabajas en Los Ángeles, ¿cuántos días te corresponden por enfermedad?
Los angelinos tienen derecho a tomarse 6 días por año por enfermedad.

Una vieja broma popular aconseja ir a trabajar cuando uno está enfermo: “Mejor guardarse los días libres por enfermedad para cuando te sientas bien, y disfrutarlos fuera de la oficina”.

Pero a pesar del consejo popular, nunca es una buena idea ir a trabajar cuando estás enfermo. No sólo porque no puedes desempeñarte bien en tus tareas, sino porque puedes empeorar, y al mismo tiempo contagiar a tus compañeros de trabajo.

Los angelinos tienen derecho al doble de tiempo que pueden tomarse por enfermedad que el resto de los californianos. En junio de este año, Los Ángeles aprobó una ley que aumenta la cantidad de días por enfermedad a 48 horas anuales, o 6 días regulares de 8 horas, y que entró en vigor en julio pasado. También a partir de julio, la Ciudad aprobó el aumento del sueldo mínimo de los angelinos, que irá aumentando de manera progresiva, hasta llegar a los $15 dólares, en el año 2012.

¿Y si no me enfermo?

Bajo la ley municipal, después de 90 días —tres meses- de haber comenzado a trabajar, un empleado tiene derecho a tomarse tiempo libre por enfermedad.  El empleador puede proveer las 48 horas por enfermedad al comienzo del año, o una hora por enfermedad, cada 30 horas trabajadas. A diferencia de otras ciudades en California, la ley angelina requiere que las horas por enfermedad que no se tomen durante el año, se transfieran al año siguiente, hasta un tope de 72 horas anuales -9 días-.

La ley laboral también establece que una vez que el trabajador deja su empleo, el empleador no necesita pagar por los días por enfermedad acumulados que el empleado no utilizó. Por otro lado, un empleado no puede renunciar a sus derechos a días por enfermedad, al mismo tiempo que un empleador no puede echar, suspender o amenazar al trabajador por tomarse sus días de enfermedad.