El video triple X que culminó en el suicidio de una mujer

De la burla a la tragedia hay una estrecha línea

Tiziana Cantone (31), de Nápoles,  no aguantó más el abuso. La última acción por escapar al acoso en las redes fue intentar cambiarse el nombre.  Pero la vergüenza  y la impotencia pudieron más, y la chica se suicidó en la casa de su madre. Lo había intentado previamente en dos ocasiones, informaron esta semana medios italianos.

El martirio de Cantone inició en el verano del 2015, cuando unos videos en los que se le veía teniendo sexo con quien fuera su novio trascendieron al internet.

La chica envió seis diferentes videos a cinco amigos en los que confiaba.  También se menciona  a su ex como uno de los recipientes del contenido. El detalle preciso de quién los filtró a la web se desconoce, pero las versiones apuntan a que fue su expareja.

Meses después, cientos de usuarios en la red habían visto las imágenes y algunas terminaron en sitios porno.

Las burlas,  las parodias y los comentarios ofensivos fueron tantos que la chica dejó su trabajo y decidió mudarse a una zona de campo en Tuscany. Rumores como que la chica quería convertirse en actriz porno también se multiplicaron en la web.

La situación obligó a la muchacha a iniciar un pleito legal –que ganó– que obligaba a Facebook a retirar las réplicas del video que se publicaran en la red.

Pero ninguna de las movidas anteriores logró apaciguar la angustia de Cantone, que cabe señalar contaba con miles de seguidores en sus cuentas de redes sociales.

Su madre Maria Teresa (58) indicó al diario La Repubblica que su hija  siempre fue “saludable y normal”.  El escándalo del video la transformó.

“Recientemente,  ella estaba muy infeliz. Ella sufría por todo lo que veía y escuchaba, en particular por la demanda, porque pensaba que la justicia no había llegado todavía”, expresó la madre.

Las autoridades iniciaron una investigación criminal a raíz de su muerte para determinar cuánto impacto pudo haber tenido la divulgación del video en la decisión de la chica de quitarse la vida. Sin embargo, fiscales no han anticipado si alguien enfrentará cargos por el hecho.

Una amiga de la suicida,  Teresa Petrosino, indicó, por su parte, al diario Corriere della Sera que Cantone estaba perturbada por lo sucedido.

“Yo no puedo creer como algunas personas pueden ser tan violentas, emprenderla contra una chica que no ha hecho nada malo”, planteó Petrosino.

“Creo que  deberían estar avergonzados quienes la llenaron de insultos, mientras secretamente miraban las imágenes”, agregó.

Aparentemente, Cantone terminó siendo víctima de la modalidad criminal conocida como “venganza porno”publicar  fotos y videos íntimos en las redes sociales como represalia contra una antigua pareja.