Los Mets ya hicieron lo más difícil y este viernes pueden obtener su boleto de comodín

Los de Terry Collins, que el 19 de agosto estaban a 5.5 juegos de la zona de playoffs, demostraron gran carácter en un intenso y adverso septiembre
Los Mets ya hicieron lo más difícil y este viernes pueden obtener su boleto de comodín
Asdrúbal Cabrera celebra un jonrón de tres carreras que les dio a los Mets un triunfo crucial en 11 innings contra Filadelfia el 22 de septiembre.
Foto: Getty Images

Aquel 19 de agosto, Johnny Cueto había sido demasiado para los Mets para una victoria de los Gigantes por 8-1 en la Bahía.

La octava derrota de Nueva York en sus últimos 11 compromisos los había alejado hasta 5.5 juegos del segundo comodín de la Liga Nacional, con dos equipos por delante de ellos también tratando de meterse a la zona de playoffs.

No se veían los campeones reinantes del Viejo Circuito como un contendiente, y entonces era fácil ser pesimistas y descartarlos de la pelea.

Pero Terry Collins, el manager que no es como ninguno otro en la Gran Carpa, se mantuvo sereno, enérgico pero sensato.

“Nosotros sabemos que vamos a tener algunas piezas (jugadores) de regreso. Tenemos que reaccionar. Ellos hicieron algo que nosotros no, y eso es pegar hits importantes”, dijo Collins para calmar las aguas.

Seis semanas han pasado desde entonces y los Mets de Nueva York están listos para salir a firmar, este fin de semana en Filadelfia, su boleto a la postemporada.

Los Mets amanecieron el jueves colocados en los standings como el primer comodín de la Liga Nacional con 1.5 juegos sobre San Francisco y 2.5 sobre San Luis. Gigantes y Cardenales tenían partidos programados el jueves contra Colorado y Cincinnati, respectivamente.

Pero sin importar esos resultados, los de Queens pueden asegurar su lugar en playoffs este mismo viernes si ganan el primer juego de su serie final de la temporada en Filadelfia y eso se combina con otros resultados favorables.

Por ejemplo, si Cardenales amanece el viernes a dos juegos de los Mets, y éstos vencen a Filis y San Luis pierde su encuentro contra Pittsburgh, Nueva York avanzaría a los playoffs. Mejor aún, si los Cardenales amanecen el viernes a tres juegos de los Mets, un triunfo de éstos bastaría para destapar el champagne en el vestidor metropolitano.

Cabrera héroe

Las pasadas seis semanas han sido muy intensas para los Mets. El equipo cerró filas ante una serie de malas noticias, incluyendo múltiples lesiones clave como las de Jacob deGrom y Steven Matz. Antes, Matt Harvey ya había sido dado de baja por todo 2016.

No muchos clubes en las Grandes Ligas pueden mantenerse competitivos en septiembre sin tres de sus abridores. Y hay que recordar que Noah Syndergaard estuvo entre algodones por un buen rato. Y que el otro abridor de cabecera es el eterno Bartolo Colón, de 43 años de edad.

Collins se vio obligado a repartir la pelota y confiar en su gente, y la gente le respondió.

El momento clave para que los Mets se encuentren en tan privilegiada posición hoy en día, incluso con muy buenas posibilidades de asegurar la localía para el partido de comodines ya sea contra Gigantes o Cardenales, ocurrió la noche del 22 de septiembre.

Luego de perder sorpresivamente tres juegos seguidos en casa contra los Bravos de Atlanta, lo cual había dejado empatados junto a Gigantes y Cardenales con un récord de 80-72, los tambaleantes Mets recibieron a los Filis en Citi Field.

Los Filis anotaron tres veces en la octava entrada para irse arriba 6-4 y amenazar con herir de muerte a las huestes de Collins. En la novena entrada con un out y un hombre a bordo, José Reyes dio su hit más importante con el equipo en varios años: un jonrón de dos carreras contra el cerrador Jeanmar Gómez que empató el juego y lo envió a entradas extras.

Sin embargo, Filadelfia hizo dos anotaciones en la parte alta del inning 11 y nuevamente los Mets parecían estar en la lona. Entonces emergió el carácter del equipo.

Tras un out y dos corredores que se embasaron, el venezolano Asdrúbal Cabrera, otro que ha tenido mala suerte con lesiones, dramáticamente se voló la barda del derecho para un jonrón de tres carreras que ganó el encuentro. El verdadero batazo del año en Queens.

Nueva York ganó la serie contra Filadelfia tres a uno y luego fue a Miami, donde logró enfocarse a pesar de las álgidas emociones por la muerte de José Fernández y ganó también esa serie (2-1).

Robert Gsellman (3-2) está programado para iniciar por los Mets este viernes en contra de Alex Asher (2-0). El champagne estará en la hielera. Los Mets ya hicieron lo más difícil. Los playoffs están cerca.

La pelea de septiembre

Récords de ganados y perdidos en el último mes de la temporada (no incluye juegos del jueves):

Equipo           G-P

NY Mets               16-10

San Francisco     11-15

San Luis                12-14

Frente a frente

Récord de los Mets en contra de los equipos que han sido principales aspirantes a los comodines:

vs. Gigantes       4-3

vs. Cardenales   3-3

vs. Miami           12-7