Mets intentatarán repetir la historia en postemporada

La plaga de las lesiones ha diezmado el pitcheo de los de Queens, pero su poder al bate ilusiona a fans de Nueva York
Mets intentatarán repetir la historia en postemporada
'Hechos para octubre’ dice en la camiseta de los Mets, que festejaron el sábado su paso a playoffs.
Foto: Rich Schultz/Getty Images / Getty Images

Después de asegurar su boleto a postemporada desde el pasado sábado, los Mets utilizaron el día de ayer para reacomodar cargas, mientras cumplían el trámite del calendario con un juego que perdieron ante Filis por 5-2.

“Fue de mucho provecho que ganaramos nuestro ‘wild card’ con anticipación porque así pudimos ajustar varias cosas”, dijo el capataz de los de Queens, Terry Collins.

La mejor noticia fue el hecho de poder reservar al lanzador Noah Syndergaard para enfrentar el duelo por la supervivencia en el cupo del comodín.

Los Mets enfrentarán a los Gigantes, que tras barrer en la serie a los Dodgers, dejaron sin utilidad la victoria de Cardenales ante Piratas.

Con una semana de descanso, Sydnergaard será el abridor para el juego crucial en el que, seguramente, los Gigantes de Bruce Bochy pondrán en la lomita al dominante zurdo Madison Bumgarner.

“Es otro momento… es otra situación (los playoffs)”, dijo el campocorto venezolano Asdrúbal Cabrera, uno de los hombres más importantes del equipo, no solo por su aporte en la defensiva sino por su bateo oportuno y sus cuadrangulares.

Por su parte, José Reyes expresó lo siguiente en redes sociales: “Agradecido con nuestro público y lo mejor es que les pudimos dar la alegría de estar en postemporada. Tenemos un público maravilloso y ellos lo merecen”.

Por haber dominado el duelo entre los dos rivales, los Mets tienen la ventaja de campo y recibirán el miércoles al mejor equipo de la década en la Liga Nacional, al haber obtenido tres Series Mundiales en los pasados seis años.

Bajo la tuleta de Bochy, los Gigantes, un equipo amado en Nueva York por haber nacido en Manhattan a finales del siglo XIX, no ha sido este año tan dominante y aunque su rotación es una de las mejores del béisbol, su poder ofensivo ha venido a menos y su bullpen ha tenido una temporada mala que le ha costado muchas derrotas al equipo.

A todo esto, los Mets ponen en escena una versión muy distinta del equipo de la temporada pasada que llegó a la Serie Mundial ya que el pitcheo de alto vuelo se desarticuló con las lesiones de Matt Harvey, Steven Matz y Jacob deGrom, por lo que Collins ha debido apelar a los novatos Robert Gselleman (4-2) y Seth Lugo (5-2) para reforzar la constancia de Bartolo Colón (15-8) y el poder de Noah Syndergaard (14-9), sus dos mejores hombres en la lomita toda esta campaña.

Apuestan los Mets esta vez por el poder y sobre todo, por el momento de sus hombres. A los habituales Céspedes, Cabrera y Granderson, el equipo neoyorquino agrega a Jay Bruce, quien ha resucitado esta última semana y acumuló 32 jonrones en el año, entre Mets y Rojos. También está el bateo de contacto de Reyes y el regreso de Lucas Duda a primera base, un hombre que ha bateado 30 jonrones.

Será, sin duda, un juego del bateo de Mets contra el pitcheo de Gigantes.

PHILADELPHIA, PA - OCTOBER 01: Jose Reyes #7 of the New York Mets celebrates with his teammates after the Mets defeated the Philadelphia Phillies 5-3 during a game at Citizens Bank Park on October 1, 2016 in Philadelphia, Pennsylvania. The win clinched a Wild Card game for the Mets. (Photo by Rich Schultz/Getty Images)
José Reyes  en el festejo de la champaña el sábado en Filadelfia.  Getty Images

Gigantes son el gran reto para los Mets

Los Gigantes de San Francisco hicieron honor a su nombre y fueron suficientemente grandes para barrer la serie ante los Dodgers en el momento en que dependían de su propio esfuerzo para dictar su suerte y meterse a la postemporada del béisbol.

En el juego crucial de ayer que ganaron 7-1, el zurdo Moore ató en corto a los bateadores de Dodgers, a los que redujo a tres imparables y una carrera en ocho entradas impecables de trabajo. Mientras, Sergio Romo dio una mano con una entrada en cero.

El bateo volvió estar presente y le entraron a a palos al japonés Kenta Maeda (16-11), quien apenas duró dos entradas y dos tercios en las que ya tenía nueve imprables y cinco carreras en la mochila.

Ganadores en 2010, 2012 y 2014, mucho han creído que este equipo debería, si no ganar, por lo menos ser protagonista en un año marcado por sus aficionados.

Los Gigantes enfrentan a los Mets el miércoles en duelo a un solo juego en el que el ganador va contra los Cachorros de Chicago, el mejor equipo de la Liga.

El segundo duelo del Viejo Circuito lo traen los Dodgers frente a los Nacionales, que tendrán la ventaja de campo y hasta tres juegos en casa para decidir su paso a la Serie de Campeonato.

Se espera un duelo vibrante de talento en la lomita si es que se confirman a Clayton Kershaw, por Dodgers,  posiblemente frente a Max Scherzer, por Nacionales.