Nueva campaña advierte sobre consumo de sal en NYC

Una norma de la Ciudad obliga a restaurantes que informen sobre la cantidad de sodio en los alimentos de sus menús

La campaña aparecerá en anuncios de televisión y periódicos, así como en las estaciones y vagones del Subway y en los autobuses de toda la ciudad.
La campaña aparecerá en anuncios de televisión y periódicos, así como en las estaciones y vagones del Subway y en los autobuses de toda la ciudad.
Foto: DOHMH

Las autoridades de Salud neoyorquinas siguen su cruzada para tratar de lograr que los residentes de la Gran Manzana consuman menos sal y así eviten sufrir varias enfermedades cardiovasculares.

Este martes el Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York (DOHMH) lanzó la nueva campaña “Mira Antes de Comer” (“Look Before You Eat”), que le recuerda a los neoyorquinos que busquen los iconos de advertencia sobre el sodio en los menús cuando cenan en restaurantes de cadena en Nueva York.

El icono del salero forma parte de una nueva normativa aprobada por la Ciudad el año pasado, la cual obliga a los restaurantes a advertir sobre el elevado contenido de sodio que tienen algunos alimentos en sus menús. La advertencia debe hacerse principalmente en los platos que contengan 2,300 mg de sodio o más, que es el límite diario recomendado para el consumo humano.

“No se puede saber cuánto sodio hay en los alimentos sólo con mirarlos”, dijo la comisionada de Salud, la doctora Mary T. Bassett. “Nueva York es la primera ciudad del país en implementar una regla de advertencia de sodio y dar a los comensales información importante para proteger sus corazones cuando comen en restaurantes de cadena”.

Se estima que en promedio un adulto en la ciudad de Nueva York consume casi el 40% más de sodio que el límite diario recomendado.

El alto consumo de sal puede aumentar la presión arterial y el riesgo de sufrir enfermedades del corazón y accidentes cerebro-vasculares.

Según informó el DOHMH, la nueva campaña aparecerá en anuncios de televisión y periódicos, así como en las estaciones y vagones del Subway y en los autobuses de toda

Sigue la pelea legal

La División de Apelaciones del Estado de Nueva York escuchó la semana pasada los argumentos orales en pro y en contra de la norma que obligaría a los restaurantes de la Gran Manzana a advertir en sus menús sobre el contenido excesivo de sodio en sus alimentos, que fue  adoptada en 2015 por la Junta de Salud de la Ciudad de Nueva York.

La comisionada de esa agencia, la doctora Mary T. Bassett, presentó sus argumentos en respuesta a la negativa de la Asociación Nacional de Restaurantes (NRA), que busca detener la regla de la Ciudad para informar a los neoyorquinos sobre cuánta sal contienen los alimentos que consumen.

Desde el pasado 1 de diciembre, Nueva York se convirtió en la primera ciudad del país en requerir a las cadenas de restaurantes que tengan más de 15 locales a nivel nacional, colocar etiquetas de advertencia sobre los altos niveles de sodio que contienen los alimentos de sus menús. La medida obliga a publicar un icono en forma de salero junto a los platos –o combinaciones de platos (combos)- que contengan más de 2,300 miligramos de sal.

La normativa nutricional fue aprobada unánimemente por el Consejo de Salud de la Ciudad de Nueva York en septiembre de 2015 y a partir del 1 de marzo de este año los restaurantes que con cumplieran con la misma podrían recibir multas de hasta $600.

Según informaron algunos medios locales, desde junio pasado 1,500 restaurantes han sido inspeccionados y 455 recibieron notificaciones por violación de la normativa.

Por esta razón, la NRA se ha mostrado contraria a la medida y ha repetido en varias ocasiones que esta regla va a “confundir y engañar a los consumidores”.

La NRA entabló una pelea legal contra el DOHMH desde diciembre pasado, cuando la regla entró en vigor y luego apeló una decisión de una corte estatal que en mayo permitió a la Junta de Salud de la ciudad emitir las multas.

Sin embargo, a pesar de ello, ya algunas cadenas de restaurantes comenzaron a aplicar la regla. Entre ellos destacan: Applebee, Subway, TGI Friday’s, y los cines Regal Entertainment Group.

Las cadenas de restaurantes constituyen un tercio de todos los negocios de alimentos en la ciudad de Nueva York.

Las etiquetas facilitan la educación y pueden informar a los clientes de los riesgos de consumir ciertos productos. Para más información sobre esto y sobre la nueva campaña puede visitar el sitio nyc.gov/health o llame al 311.