Renuncia comisionada de la Administración de Servicios Infantiles

La agencia  está bajo fuego tras las recientes de muertes de menores en la ciudad
Renuncia comisionada de la Administración de Servicios Infantiles
Gladys Carrión, renuncia como Comisionada de la Administración de Cuidado Infantil de Nueva York.

NUEVA YORK.- La comisionada de la Administración de Servicios Infantiles (ACS), Gladys Carrión presentó la renuncia al mediodía de este lunes y poco más tarde, el alcalde Bill de Blasio confirmó la dimisión de la funcionaria.

“Hoy acepté la renuncia de mi colega y amiga Gladys Carrión. Gladys ha pasado cuatro décadas sirviendo al público con excelencia y un compromiso sin parangón con los niños y las familias de Nueva York. El liderazgo y las reformas de Gladys han dado lugar a un mayor nivel de rendición de cuentas y desempeño en la Administración de Servicios Infantiles”, dijo De Blasio en una declaración escrita facilitada a los medios.

El Alcalde agregó que las reformas iniciadas por Carrión deben seguir adelante, al tiempo de ratificar que, “continuará trabajando para cumplir una de las misiones y mandatos más difíciles en el gobierno de la ciudad”.

De Blasio dejó entrever que el proceso de búsqueda de la persona que reemplazará a Carrión está en marcha.

“Los neoyorquinos pueden estar seguros de que la Administración de Servicios Infantiles continuará siendo dirigida por un apasionado reformador que exija resultados”.

Carrión estuvo al frente de la ACS desde el inicio de la administración De Blasio.

La ACS ha sido el foco de críticas tras la muerte reciente de varios menores. El caso más reciente fue el de Jaden Jordan, de 3 años, en Brooklyn. El menor había sido golpeado y presentó muerte cerebral, los médicos no pudieron salvarlo después de tenerlo dos semanas en cuidados intensivos.

El Contralor de la Ciudad de Nueva York, Scott M. Stringer, uno de los críticos más notorios de la ACS ofreció una declaración sobre la renuncia de la comisionada.

Stringer reconoció que Carrión es una funcionaria dedicada que ha dedicado su vida a cuidar a los niños, y su pasión con la que ha tratado de mejorar la vida dentro y fuera del gobierno es incuestionable.

Sobre la muerte de Jordan, la fiscalía de Brooklyn instruyó cargos contra Salvatore Luchesse, contra quien la ACS había recibido denuncias días antes del incidente, pero no actuó porque supuestamente tenían la dirección equivocada.

“Está claro que la Ciudad está fallando con nuestros niños más vulnerables, ya sea que los niños están siendo colocados en casas de cuidado que son peligrosas, sitios con infracciones graves o hoteles comerciales donde no hay servicios, el status quo es inaceptable”, agregó Stringer.

Según el contralor, la ciudad debe reconocer que la agencia (ACS) no está funcionando y en consecuencia debe presentar un plan claro y transparente para reformarla.

“Los comisionados van y vienen, pero el cambio fundamental debe estar aquí para quedarse”, concluyó el contralor.

Entre tanto la Defensora del Pueblo Letitia James al tiempo que coincidió en felicitar los años de servicio público de Carrión, llamó a intensificar los esfuerzos para reformar la ACS.

“He hablado con la Administración De Blasio sobre la urgente necesidad de reformas y he pedido cambios sustantivos que incluyan la división de las responsabilidades de la ACS en diferentes organismos”, dijo James.

La defensora sugirió la implementación de una supervisión rigurosa de las agencias contratadas y la capacitación adecuada de los trabajadores sociales, para de esta forma, proporcionar más apoyo continuo a los niños en el sistema de cuidado de crianza temporal o a los servicios de prevención infantil.

“La misión de reformar la ACS, es una causa en la que no podemos permitirnos fracasar. El bienestar de nuestros hijos depende de ello”, destacó James.

Otro de los sonados casos ocurrió en septiembre, el niño Zymere Perkins, de 6 años de edad, murió a causa de golpes que le propinara supuestamente el novio de su madre. La investigación del caso arrojó que la ACS fue notificada al menos cinco veces de que Perkins, estaba siendo maltratado.