Gary Sánchez, Porzingis y Beckham Jr., tres novatos de oro que incendian Nueva York

A pesar de su corta edad, estos atletas se han convertido en líderes de sus diferentes deportes
Gary Sánchez, Porzingis y Beckham Jr., tres novatos de oro que incendian Nueva York
NEW YORK, NY - MAY 13: Gary Sanchez #57 grounds out in the ninth inning against the Chicago White Sox at Yankee Stadium on May 13, 2016 in the Bronx borough of New York City.The Chicago White Sox defeated the New York Yankees 7-1. (Photo by Elsa/Getty Images)
Foto: GETTY / GETTY

Tocaron a la puerta y pasaron sin pedir permiso. Así, en muy corto plazo, han construido un nombre en el exigente marco de los deportes de Nueva York, tres recién llegados: Gary Sánchez, Kristaps Porzingis y Odell Beckham.

Los tres han llegado en plan de transgresores. Atletas de aquellos que rompen códigos porque están más arriba de los demás mortales.

A Sánchez, desde su debut en los legendarios Yankees, le bastaron 53 partidos para convertirse en un revulsivo que marcó un punto de inflexión en el sur de El Bronx, en medio de una crisis que puso fuera del equipo a estrellas de otro tiempo como Alex Rodríguez, Mark Teixeira y Carlos Beltrán.

Soñando con unos nuevos Yankees que evocaran la última gran dinastía de los Bombarderos, los fans enloquecieron con el novato dominicano.

Johan Acosta de Steiner Sports, compañía de marketing deportivo y memorabilia que representa entre centenares a estas tres jóvenes estrellas, cree que de manera puntual, el caso de Gary Sánchez es un fenómeno de popularidad comparable con grandes iconos.

“Desde su aparición en agosto de este año, la gente empezó a visitar nuestro sitio steinersports.com, preguntando por elementos de Gary Sánchez”, dice Acosta.

Sánchez, que en un principio fue muy tímido acerca de su compromiso, desbordó todas las expectativas.

“Empezamos con 300 piezas firmadas y en cuestión de días, las vendimos… y para Navidad, las cuentas finales dicen que en total, más de 4,000 piezas se llevaron a casa los seguidores de Sánchez”.

Y añade: “Ocurre que la gente tiene algún elemento de Derek Jeter o Mariano Rivera y hoy, después de 20 años, sabe qué tanto valor tiene aquella camiseta de cuando Jeter no era conocido… entonces quieren comprar algo de Gary, porque piensan que es un caso de talento y popularidad y que va a pasar algo muy grande en su carrera”, afirma Acosta.

Los números dicen eso porque Sánchez bateó para .297 con veinte jonrones en 53 juegos. Y eso se traduce en que batea un cuadrangular casa 10.7 turnos al bate. Las leyendas de la historia como Barry Bonds, Hank Aaron y Babe Ruth bateron jonrones cada 15 a 18 turnos.

TORONTO, ON - FEBRUARY 12: Kristaps Porzingis #6 of the New York Knicks and World team warms up before the BBVA Compass Rising Stars Challenge 2016 against the United States team at Air Canada Centre on February 12, 2016 in Toronto, Canada. NOTE TO USER: User expressly acknowledges and agrees that, by downloading and/or using this Photograph, user is consenting to the terms and conditions of the Getty Images License Agreement. (Photo by Elsa/Getty Images)
Kristaps Porzingis está destinado a ser la gran estrella del Madison Square Garden. (Foto: Getty Images)

El caso Porzingis

Algo similar ocurre con Kristaps Porzingis, llegado como novato en 2015, vía draft, para iniciar su fase de aprendizaje. El grandulón de 2.11mts nacido en Latvia, se hizo rebelde y en su primer año, se adueñó de un lugar en el quinteto titular de los Knicks.

“Es un caso especial de adaptabilidad. Porzingis se ha sentido rápidamente como uno de la casa”, agrega Acosta. “Es un muchacho muy sencillo en el trato y sabe manejarse muy bien con los niños. En los eventos en los que participa para firmar elementos, sabe compartir, y como habla español, lo hace con mucha más gente”.

Es tal el impacto de Gary Sánchez y Kripstas Porzingis en la comunidad deportiva de Nueva York que según datos de Steiner Sports, la mayoría de sus ventas son de ellos dos.

Porzingis, quien crece rápidamente bajo la tutela de Phil Jackson y la conducción en la duela de Carmelo Anthony, dispone, en promedio, de 34 minutos por partido en los que logra 16 puntos y 7.5 rebotes en apenas su segundo año.

El tercero del gran tridente del deporte neoyorquino ha sido, no cabe duda, Odell Beckham, quien ya ha maravillado a toda la NFL con su velocidad de vértigo y sus arribos a zona de touch down.

OdellBeckham
Odell Beckham (Getty Images)

Beckham Jr. fue novato del año en 2014 y tras la ausencia por lesión de Víctor Cruz, llegó a consolidar su talento como principal arma de los Gigantes y receptor preferido de Eli Manning.

En 2016, ha llegado virtualmente al estrellado al conseguir 200 recepciones en solo 30 partidos y ser el más rápido de la historia. A falta de un partido en 2016, Beckham acumula 283 recepciones en 42 partidos. Sin embargo, los aficionados seguirán esperando el próximo lanzamiento de Manning para ver incrédulos subir hasta los cielos a Beckham y luego aterrizar con el ovoide.

eldiariony.com