Fotos y videos: Neoyorquinos abarrotan las calles en “Marcha de las mujeres”

Reclaman respeto al presidente Donald Trump
Fotos y videos: Neoyorquinos abarrotan las calles en “Marcha de las mujeres”
La multitud llenó la Segunda Avenida y la calle 42.
Foto: (Twitter / Jessica Raleigh)

MANHATTAN, Nueva York – Unos 200,000 neoyorquinos se congregaron el sábado en Dag Hammarskjold Plaza, Manhattan, antes de marchar por las calles de la ciudad para enviarle un mensaje contundente al nuevo presidente Donald Trump.

“Estoy aquí para defender mis derechos y los de mis hijas”, dijo Rita Camacho, una madre puertorriqueña que llegó a Dag Hammarskjold Plaza desde el sur de El Bronx. “Trump no es mi presidente. No dejaré que pase por encima de mis derechos y de mis hermanos latinoamericanos”.

20170121_3088_trump
Las mujeres exigieron respeto. (Ramón Vera/El Diario)
20170121_2689_trump
La comunidad gay también dijo presente. (Ramón Vera/El Diario)
20170121_2703_trump
Los manifestantes marcharon por los derechos de las mujeres. (Ramón Vera/El Diario)
20170121_2735_trump
La palabra “resistencia” fue enarbolada por los asistentes. (Ramón Vera/El Diario)
20170121_2774_trump
En la manifestación, habían participantes de diversas edades. (Ramón Vera/El Diario)
img_6096
Los manifestantes se reunieron en Dag Hammarskjold Plaza, Manhattan. (Especial / Zaira Cortés)
fullsizerender-2
Unas 200,000 personas acudieron al llamado. (Especial / Zaira Cortés)

La presidenta de Manhattan, Gale Brewer, se unió al reclamo de miles de mujeres. “No nos gusta ese tipo (Donald Trump) en la Casa Blanca”, dijo Brewer a la multitud antes de la marcha. “No estamos bromeando”, reiteró la funcionaria, mientras los asistentes coreaban consignas como “Trump tiene que irse”.

La multitud abarrotó la Segunda Avenida y la calle 42, esperando su turno para integrarse a la Women’s March on NYC. “Queremos marchar”, gritaban ansiosos tras casi una hora de espera.

Pero los manifestantes que ya estaban en la marcha comenzaron a animar a los demás asistentes para que saltaran las barricadas de la Policía y se unieran a la movilización, pese las instrucciones contrarias de los organizadores.

(Por Zaira Cortés)