Promueven ley de recorte de impuestos a constructores de viviendas asequibles

El gobernador Cuomo presentó una iniciativa que pretende crear 2,500 unidades de bajo costo cada año ofreciendo incentivos a los constructores, tras la terminación del programa 421-a
Promueven ley de recorte de impuestos a constructores de viviendas asequibles
Andrew Cuomo, gobernador del estado de Nueva York.
Foto: ARCHIVO / (Archivo / El Diario)

Nueva York atraviesa actualmente por una crisis de vivienda y en su afan de que más personas puedan costear los alquileres de apartamentos, el gobernador Andrew Cuomo anunció un programa que busca que los constructores de nuevos proyectos residenciales incluyan en sus edificios más unidades de bajo costo, con el incentivo de reducir impuestos sobre la propiedad.

Así lo explicó el propio mandatario estatal, tras referirse a la iniciativa denominada “Nueva York asequible”, que pretende crear unas 2,500 unidades de vivienda económica cada año y promover salarios más justos para los trabajadores de la industria de la construcción.

La medida fue presentada ante la Legislatura estatal, que ahora deberá analizarla y decidir si apoya o no el plan de Cuomo, que se da luego de que terminara el programa 421-a de exención de impuestos que beneficiaba a constructores.

El gobernador explicó que a través del nuevo programa de vivienda, los recortes en los impuestos serán ofrecidos a desarrolladores urbanísticos de edificios que levanten más de 300 unidades en ciertas áreas de Manhattan, Brooklyn y Queens, y que pongan varios de esos apartamentos al alcance de personas de bajos ingresos.

“Este acuerdo ayudará a cumplir las necesidades de más viviendas asequibles en Nueva York, al tiempo que reconocerá el trabajo de quienes las construyen”, aseguró Cuomo, agregando que la iniciativa también baja el tope de ingresos requeridos para que alguien aplique para un apartamento y extiende la asequibilidad de los proyectos que fueron levantados con el programa 421-a, por cinco años más.

Rob Speyer, presidente de The Real Estate Board of New York, manifestó su respaldo al programa que solicita además a la Legislatura destinar $2,000 millones en fondos para promover más viviendas asequibles.

“La nueva ley liderará la creación de unidades de renta desesperadamente necesarias, incluyendo muchas unidades más asequibles, en toda la ciudad de Nueva York y también generará empleos mejor remunerados para los neoyorquinos”, comentó Speyer.

Pero no todos ven la iniciativa con buenos ojos. Benjamin Dulchin, director de la Asociación de Vecindarios y desarrollo de Vivienda, quien fue duro crítico del programa 421-a, aseguró que la propuesta encarecerá la vivienda.

Un vocero de la Asamblea estatal explicó que el presidente de ese organismo apoya el fomento de más unidades asequibles, pero dejó claro que por ahora no hay una postura sobre el plan propuesto por Cuomo hasta que no se revise.

Asimismo, una vocera del Concejo de Nueva York aseguró que están revisando actualmente la iniciativa.

En el año fiscal 2016, un total de 73,494 edificios recibieron la exención de impuestos 421-a, lo que le costó a la ciudad más de $1,200 millones en ingresos no recibidos.

Puntos del programa de vivienda

  • Pretende crear unas 2,500 unidades de vivienda económica cada año
  • Aumenta la asequibilidad de los proyectos creados y se mantienen así durante 40 años.
  • Ofrece mayores oportunidades de acceder a apartamentos a personas de bajos ingresos y disminuye el nivel de ingresos requeridos para ser elegible
  • Determina que los trabajadores de construcción reciban salarios justos con un promedio de $60 la hora en proyectos adelantados en el sur de la calle 96 en Manhattan.
  • Asimismo propone que los pagos a los trabajadores en otros sitios como el East River sea de $45 la hora.
  • Las construcciones que hayan iniciado después del 31 de diciembre del 2015 y antes de junio 15 del 2020 podrán calificar para recibir los beneficios del programa si terminan las obras antes del 15 de junio del 2026.