Ana María Polo le contesta a los puertorriqueños

"No puedo ignorar un tema tan serio como es la Trata Humana"
Sigue a El Diario NY en Facebook
Ana María Polo le contesta a los puertorriqueños

Como te contamos, miles de espectadores se volcaron a las redes sociales y hasta a la firma de un documento exigiendo una explicación de parte de la doctora Ana María Polo y de Telemundo, luego que la abogada en su show, ‘Caso Cerrado’, dijera que lamentablemente se había vuelto una modalidad en Puerto Rico vender a sus hijos por las necesidades económicas.

Polémica por comentarios de Ana María Polo sobre puertorriqueños

Nosotros nos contactamos con su equipo de publicidad, Santa Cruz Communications, quienes nos hicieron llegar las primeras palabras de la doctora Polo al respecto:

“Lamento mucho si por mi pasión defendiendo a las personas que no tienen voz herí la sensibilidad de mi gente que tanto amo en Puerto Rico. Mi trayectoria demuestra la seriedad con la que siempre he ejercido mi trabajo y es por esto que no puedo ignorar un tema tan serio como es la Trata Humana, algo que existe a nivel global, y que en Puerto Rico está comprobado que no es la excepción.

Lastimosamente este es un problema que lleva bastante tiempo y que no se menciona abiertamente; sin embargo, de acuerdo a investigaciones realizadas por la Fundación Ricky Martin, los casos de trata humana en la isla han aumentado de manera exorbitante. Por ende, la Fundación ha declarado el mes de febrero como el Mes de la Orientación de la trata Humana, y me uno a los esfuerzos de esta organización para crear conciencia y dar fin a este terrible flagelo… #NoALaTrataHumana”.

La doctora Polo y su equipo comparten algunos datos que arrojó estudios realizados por la Fundación de Ricky Martin que lamentablemente describiría esta terrible realidad que estarían viviendo. Puedes leerlos aquí.

El episodio de la polémica trataba un caso de una madre puertorriqueña que había alquilado a su hija por 500 dólares, a lo que la doctora Polo dijo: “Les voy a contar algo, señores. Les voy a contar algo muy doloroso. Esta es una modalidad en Puerto Rico ahora. La situación económica está tan difícil que la gente llegan (sic) a vender a sus hijos”.

De inmediato parte de la población comenzó a pedir una disculpa pública que terminó convirtiéndose en esta respuesta.