La alerta sobre poseedores de “green card” que genera confusión

Los residentes legales en Estados Unidos pueden entrar y salir del país

Guía de Regalos

La alerta sobre poseedores de “green card” que genera confusión
La orden ejectiva del presidente Trump generó protestas en aeropuertos.
Foto: PAUL J. RICHARDS/AFP/Getty Images

La orden ejecutiva del presidente Donald Trump contra viajeros de siete países de “mayoría musulmana extremista” levantó varias alertas y generó demasiada confusión, sobre todo porque se contemplaba a residentes legales o portadores de “green cards”.

Nunca es suficiente el esfuerzo para aclarar lo siguiente:

  1. La orden ejecutiva aplica sólo a viajeros de Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Yemen e Irán.
  2. NO contempla a residentes legales de los Estados Unidos, es decir, quienes tengan la llamada “green card”.
  3. Si algún residente legal proviene de esos países tendrá una revisión más exhaustiva.

Reince Preibus, jefe de gabinete del presidente Trump afirmó que el veto temporal a la entrada de ciudadanos de esos países “no incluye a poseedores de una ‘green card’”, que tienen el derecho a trabajar en EEUU y posteriormente a la ciudadanía, y no se les negará el regreso.

Sin embargo, matizó que el veto tendrá un impacto en los residentes si “van y vienen” a esos países, pues estarán “sujetos a un mayor escrutinio”.

Una declaración del Secretario John Kelly señaló que se considerará de “interés nacional” a quien represente una “seria amenaza a la seguridad pública, y el estatus de residencia legal será un factor determinante para revisar caso por caso”.

Hellen Aguirre, directora de medios de la Casa Blanca confirmó a nuestra reportera María Peña la determinación.

“Las personas que viajan con tarjeta de residencia permanente van a seguir siendo procesadas como siempre. A menos que hayan viajado a los siete países mencionados, podrían ser cuestionadas sobre el propósito de su viaje”, indicó.

Agregó que este domingo se procesó a 325,000 personas que viajaron del exterior, y 109 fueron sometidas a un mayor escrutinio en los aeropuertos.