Seguir defendiendo a nuestra comunidad

Seguir defendiendo a nuestra comunidad
El presidente Trump insiste en demonizar a los inmigrantes. /EFE

Al asumir la Presidencia, Donald Trump lanzó una seguidilla de órdenes ejecutivas y medidas que provocaron grave preocupación en la comunidad hispana y las organizaciones que la representan y sirven. En la Hispanic Federation creemos que si la Casa Blanca continúa implementado esas directivas, muchos niños y familias de todo el pueblo americano sufrirán consecuencias muy serias. Muchas de esas medidas aumentarán más que reducirán la inseguridad,  y afectarán negativamente las esperanzas y la prosperidad de la nación. Pero especialmente las de nuestra gente.

Medidas radicales

Como temíamos, las radicales medidas iniciales de Donald Trump se refirieron a cuestiones de inmigración. Desde la Hispanic Federation hemos dicho siempre que el propuesto muro en la frontera con México no sólo es costoso sino innecesario. Y también nos oponemos al aumento de las detenciones y deportaciones de inmigrantes. Tememos que se reanuden las redadas federales en los sitios de trabajo y se obligue a las autoridades estatales y locales a buscar y detener personas indocumentadas. El gobierno federal confirmó nuestros temores al amenazar con castigar a las ciudades y estados que participen en elmovimiento de santuarios, que protege a las comunidades inmigrantes de las medidas excesivas del gobierno federal.

Al tomar decisiones de este tipo, el Presidente Trump insiste en demonizar a los inmigrantes. Y en vez de unificar a las comunidades y a la nación, que es lo que se espera de un nuevo Presidente, Donald Trump aviva las llamas de la xenofobia, el miedo y la división.

Los valores en los que creemos

El Presidente también amenazó con ordenar una investigación de presunta votación ilegal por parte de millones de personas en las últimas elecciones presidenciales. Hace tiempo que quedó demostrado que esas denuncias carecen de seriedad.

Pero quizá lo más grave –y lo que provocó rechazo activo en todos los sectores de la población– fue la orden de investigar de manera extrema a quienes soliciten visas en países con mayoría musulmana. Eso provocó demoras, separaciones, dramas familiares, dolor enorme… y manifestaciones masivas de repudio en todo el país.

En la Hispanic Federation creemos que la grandeza del país radica en que recibe y ofrece libertad y oportunidades a personas de todo el mundo. Esos son los valores americanos en los que creemos y que apoyamos. Ningún Presidente tiene poder absoluto. Esperemos que el Congreso y el Poder Judicial usen sus poderes constitucionales para pedirle que rinda cuentas de lo que hace.

Si quieren saber más sobre las más de 100 organizaciones de nuestra Hispanic Federation, llamen al 866-HF-AYUDA, o (866) 432-9832. También pueden consultar www.hispanicfederation.org o seguirnos por Facebook, Instagram y Twitter.

Aprovecho para darles el número de la Línea de Información sobre el SIDA, 1-800-233-7432.

¡Celebren con nosotros el vigésimo séptimo aniversario de la Hispanic Federation! ¡Hasta la próxima columna!

-José Calderón es elresidente de la Hispanic Federation