Kelly defiende veda a inmigrantes, y afirma que el muro fronterizo “tomará algún tiempo”  

John Kelly, defendió la “pausa temporal" a inmigrantes y refugiados de siete países de mayoría musulmana, y afirmó que la construcción del muro fronterizo “tomará algún tiempo”
Kelly defiende veda a inmigrantes, y afirma que el muro fronterizo “tomará algún tiempo”   

 WASHINGTON.- El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, defendió este martes ante el Congreso la “pausa temporal” a inmigrantes y refugiados de siete países de mayoría musulmana, y afirmó que la construcción del muro fronterizo “tomará algún tiempo”.

En su primera audiencia legislativa en el cargo, Kelly afirmó que la “esperanza” de que nada malo ocurra en EEUU “no es una opción” para el gobierno, y que la lista de siete países proviene de las restricciones que impusieron tanto la Administración Obama como el Congreso.

Defensa del muro fronterizo

En la audiencia, Kelly repitió una y otra vez la necesidad de completar la construcción de un muro fronterizo para frenar el flujo de drogas y contrabando de inmigrantes indocumentados, aunque eso “tomará algún tiempo”, posiblemente un plazo de dos años.

La seguridad fronteriza es una estrategia que va “por capas”, y pasa por la instalación de barreras físicas –donde puedan instalarse-, patrullajes de agentes de la Patrulla Fronteriza, ayuda Centroamérica para desalentar la emigración ilegal, el uso de tecnología, y la reducción de la demanda de drogas, explicó Kelly.

El secretario de Seguridad Nacional señaló que ya hay un muro en casi la mitad de la frontera de casi 1,300 millas, y aunque reconoció que hay zonas que no permiten un “muro”, no le cabe “duda” de que éste fortalecería la seguridad nacional.

El legislador republicano de Alabama, Mike Rogers, dijo que para financiar la construcción del muro prometido por el presidente Donald Trump, piensa presentar pronto un proyecto de ley para fijar un impuesto del 2% en las remesas por $30,000 millones que los mexicanos envían a México a través de empresas como Western Union. Según sus cálculos, ese impuesto generaría al menos mil millones de dólares al año.

Veda a musulmanes

Sobre la veda a musulmanes, Kelly explicó que la Administración Trump incluyó a los siete países –Irán, Irak, Libia, Siria, Sudán, Somalia y Yemen- porque EEUU desconfía del proceso de revisión que realizan esos gobiernos para impedir el paso de posibles terroristas.

En Siria, por ejemplo, “miles de combatientes” que luchan por establecer un califato, “tienen el tipo de papeles que les pueden permitir el paso hacia Europa occidental” y eventualmente hacia EEUU, “así es que la amenaza es real”, argumentó Kelly ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

En respuesta a numerosas preguntas de los demócratas que han criticado la llamada “veda musulmana”, Kelly reiteró que solo es una “pausa temporal” que “tiene sentido”, mientras EEUU revisa y amplía su proceso de revisión para quienes solicitan ingreso.

En ese sentido, afirmó que por ahora EEUU no tiene planes de incluir a más países en la “lista negra”, desmintiendo así rumores recientes de que otros doce países, entre ellos Colombia y Venezuela, serían añadidos.

Kelly enfatizó que de los 51 países de mayoría musulmana, siete fueron incluidos  en la lista “no porque son musulmanes sino porque son Estados fallidos, y no tienen un sistema (de revisión) fiable”.

Durante la vista, los republicanos, por lo general, defendieron las medidas ejecutivas de Trump ante un enemigo que “constantemente se adapta”, mientras que varios demócratas criticaron el caos y la pobre explicación y ejecución de la orden ejecutiva del pasado 27 de enero.

Kelly sí reconoció que hubiese deseado postergar “por al menos un día” la puesta en marcha de la medida contra los inmigrantes y refugiados musulmanes hasta haber informado al Congreso.

El Noveno Circuito de Apelaciones escuchará esta tarde los argumentos orales a favor y en contra de la medida ejecutiva en cuestión, después de que la Administración Trump apelara el fallo de un juez que frenó su puesta en marcha.