El desafío de los jóvenes repatriados: México no revalida estudios universitarios de EEUU

México enfrenta el desafío de crear un sistema que convalide los grados universitarios alcanzados por los estudiantes migrantes deportados desde EEUU, la UNAM promete atenderlos

Guía de Regalos

El desafío de los jóvenes repatriados: México no revalida estudios universitarios de EEUU
Jóvenes repatriados de EEUU a México no pueden revalidar sus estudios superiores.

MÉXICO.- Los retos de las repatriaciones en México parecen no tener fin. A los problemas del desempleo, los bajos salarios, la separación de familias y las afectaciones sociales y psicológicas de los deportados se suma uno de los más delicados por su proyección a futuro: que los estudiantes que estudiaban en EEUU puedan continuar sus estudios aquí.

Entre los retornados durante la administración de Barack Obama se encuentran alrededor  de medio millón de jóvenes en edad universitaria -según organizaciones no gubernamentales como el Instituto para las Mujeres en la Migración- que han denunciado abiertamente la falta de comprensión de las universidades para revalidar sus estudios, en el mejor de casos.

“Yo llegué con los estudios terminados pero no he podido convalidarlos porque quieren que empiece de cero”, denunció ante este diario América Gómez, estudiante de psicología en Texas, desde el año pasado.

Problemas similares se han multiplicado en cada uno de los estados y, a diferencia de los que enfrentan los niños repatriados en educación básica que dependen sólo de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para ser recibidos y avalados, los jóvenes con un nivel superior de educación dependen de los criterios de cada una de las autoridades de cientos de universidades.

“Son muy cuadrados y no quieren reconocer que venimos de una condición atípica”, agregó Gómez.

En la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (que aglutina a alrededor de 180 instituciones públicas y privadas), Guillermo Hernández Duque, director de vinculación estratégica, asegura que están conscientes del problema que representan los jóvenes que ya se encuentran en México y los que pueden regresar de manera masiva por posibles políticas del presidente Donald Trump.

“Ya comenzamos a trabajar en un programa que considere sólo hacer un examen para evaluar los conocimientos y competencias de los alumnos que vengan de allá, en lugar de revisar crédito por crédito de los programas de estudio”, dijo en entrevista con este diario. “Queremos ser más flexibles, más amigables y eficientar la revalidación de estudios”.

Hernández Duque afirmó que esperan consolidar este proyecto en alrededor de una semana y después de varias mesas de trabajo en EEUU, principalmente en California, donde están conscientes del problema que implica para los estudiantes que por razones migratorias interrumpen sus estudios allá. “La idea es que en un futuro podamos tener los mismos planes de estudio tanto en México como en EEUU o que los diplomas sean válidos en Norteamérica como ahora lo son en la Unión Europea”.

Desde su trinchera, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Graue Wiechers, declaró que la institución recibirá a todos los estudiantes que sean repatriados y quieran continuar sus estudios ahí o servirá de puente para enlazarnos con otras universidades en los estados.

“El objetivo es que los alumnos deportados puedan continuar sus estudios y el país no se quede sin potencial intelectual”.