Keanu Reeves, más brutal que nunca en John Wick: Chapter 2

El actor estrena la secuela de "John Wick" con un personaje más violento y mortal

Guía de Regalos

Keanu Reeves, más brutal que nunca en John Wick: Chapter 2
Keanu Reeves en John Wick: Chapter 2
Foto: Niko Tavernise / Lionsgate

Keanu Reeves está de vuelta. Después de un par de años sin un papel importante en la gran pantalla, el actor recupera un personaje hecho a su medida: el asesino profesional John Wick, experto en artes marciales y en el manejo de todo tipo de armas.

La brutal y trepidante “John Wick: Chapter 2” se estrena en Estados Unidos este viernes 10 de febrero. Pocos días antes Reeves nos atendió por teléfono desde West Hollywood, California.

Pregunta: ¿Qué es diferente en este segundo episodio?
Keanu Reeves: En John Wick: Chapter 2 profundizamos en el “Underworld”, un inframundo de asesinos. En el mundo de “The Continental” (sociedad secreta de asesinos) encontramos nuevos personajes como el de Common y también se añade una capa intermedia con el “Bowery King” (Laurence Fishburne) y su gente oculta en las calles. Y aún hay otro nivel más, la “High Table”, un grupo de líderes criminales de todo el mundo, en el que lidiamos específicamente con la Camorra italiana. También la acción en esta película se lleva a un nivel superior.

P: El número de muertos en esta película es de 141, comparado con 84 en la primera. ¿Es más agresiva?
K.R.: No sé si es más agresiva, quizá… Pero eso se debe a que el viaje es un poco más salvaje, con más acción.

P: Las escenas de acción son espectaculares. ¿Utilizaron mucha ayuda de efectos por computadora?
K.R.: La forma “John Wick” de trabajar es hacerlo en cámara. No hay cables, no hay CG (gráficos por computadora). Todo está ocurriendo delante de ti. Bueno, no es tan cierto: hay algunos cables, como cuando se arrastra a alguien que es golpeado por un carro para lanzarlo un poco más lejos. Pero para mi personaje específicamente no hay cables. El director Chad Stahelski quiere mantener que todo se sienta real.

P: Haces muchas artes marciales y tienes armas. ¿Fue un reto o en este punto de tu carrera estás acostumbrado a estos personajes?
K.R.: Con John Wick no tengo ningún entrenamiento tradicional. Las peleas a puños que hago en las películas sólo las entreno para las películas. Pero tuvo que entrenar judo y jiu-jitsu reales, todas las técnicas de manejo de armas, recargar, la presentación del arma… Todo eso es práctica con mi propio sello personal. Hago yo mismo buena parte del manejo de los autos, los derrapajes… no lo hago todo, pero sí mucho. ¡Es divertido ir al training camp de John Wick! Entrené tres meses para mejorar mis habilidades.

P: ¿Qué fue lo más difícil?
K.R.: La pelea más complicada fue con Common, porque fue un jiu-jitsu muy técnico. Requería mucho colaboración, así que tomó mucho tiempo de entrenamiento para hacerla que se sintiera auténtica y cruda. Tenía transiciones complicadas con el jiu-jitsu y la incorporación de armas también.

Reeves y Common en una escena de John Wick: Chapter 2.
Reeves y Common en una escena de John Wick: Chapter 2.

P: Hablas diferentes lenguas en la película… ¿conocías alguna?
K.R.: Ojalá supiera. Creo que tengo una frase en italiano, un par en ruso y un poco de lenguaje de signos.

P: El “código” es muy importante para tu personaje, aunque sea un asesino…
K.R.: Los asesinos tienen un código. ¡Son gente con principios!, jajaja. Lo cool sobre John Wick y el mundo de los asesinos es que hay códigos, honor, cortesía profesional… Y en este viaje John empieza a luchar contra esos códigos y reglas. Es un tipo honorable.

P: No sólo eres el protagonista, sino que estuviste muy involucrado en toda la producción. ¿Te ves dirigiendo de nuevo en el futuro?
K.R.: Dirigí una película de kung-fu en China que se llama “Man of Tai Chi”. Disfruté mucho la experiencia. En John Wick, ya desde la primera participé con ideas en el guion y en los diálogos. En la segunda trabajé con el director, el guionista Derek Kolstad y el productor Basil Iwanyk. Tuvimos reuniones sobre la dirección en que queríamos llevar la película. Agradezco que me permitieran colaborar en la creación y desarrollo de la historia.

P: ¿Se puede convertir en una franquicia?, ¿habrá más John Wicks?
K.R.: No lo sé. Depende de la audiencia. Yo no esperaba hacer una segunda, pero como a la audiencia le gustó tanto, el estudio Lionsgate decidió dedicar los recursos para hacerla. Me encantaría hacer una tercera. Amo el personaje y me encantaría ver qué pasa con él, ver más de ese inframundo. Estaría muy contento de tener la oportunidad de hacerlo, pero depende de la audiencia.

Simone Spinazze, Keanu Reeves y el director Chad Stahelski.
Simone Spinazze, Keanu Reeves y el director Chad Stahelski.