La economía de NYC se desaceleró a fines de 2016

Guía de Regalos

La economía de la ciudad de Nueva York creció a un ritmo muy modesto, el 1.8%, a en el último trimestre de 2016, según las cifras que maneja el contralor Scott Stringer, además percibe que hay señales que apuntan a una tendencia a la desaceleración como un menor aumento de salarios y menos actividad en los alquileres comerciales y las inversiones de capital.

El débil crecimiento económico entre octubre y diciembre registra una importante caída comparado con el 2.8% del trimestre inmediatamente anterior y es uno de los ritmos de actividad más bajos desde inicios de 2014. En el conjunto del año NYC se expandió un 2.9% frente al 3.3% de 2015.

En agosto, el contralor dijo gráficamente que la economía de la ciudad había pasado de hacer un sprint a avanzar al trote. Ahora, y siguiendo con esta imagen, describe que simplemente camina.

El desempleo subió hasta el 5.6% en parte porque casi 25,000 personas están buscando empleo lo cual amplía la llamada población activa (quienes trabajan y quienes buscan activamente empleo) que es la base sobre la que se calcula el porcentaje que no trabaja, pero también porque se perdieron 14,500 puestos de trabajo en el sector privado.  Todo ello hizo que el año se cerrara con menor creación de empleo que el año anterior. La peor situación se sigue viviendo en El Bronx donde el desempleo alcanza al 7%.

Peores noticias llegan desde los sueldos que están estancados y perdiendo poder adquisitivo por efecto de la inflación.

En esta situación de desaceleración se ha recibido la amenaza del presidente, Donald Trump, de reducir los fondos a ciudades santuario algo que pondría en aprietos a la economía de Nueva York ya que muchos programas de protección social dependen en un alto porcentaje, si no totalmente, de las transferencias federales.