Secretario de Defensa busca bajar presión causada en el extranjero por Trump

Jim Mattis ha hecho labores cercanas a la de un canciller, para asegurar aliados a Estados Unidos
Secretario de Defensa busca bajar presión causada en el extranjero por Trump
James Mattis visitó Japón la semana pasada.
Foto: Getty Images

Como Secretario de Defensa, James Mattis, ha resultado un buen “canciller” alterno para el presidente Donald Trump.

El militar retirado ha viajado y ha estado en contacto con varios de los gobiernos con los que Trump ha generado cierta tensión o cuyas administraciones estaban dudosas de la relación con el nuevo gobierno de los Estados Unidos, reportó The Washington Post.

Mattis fue a Japón y a Corea del Norte, donde llevó un mensaje de “trabajo constante y contención en muchos de los temas de política exterior cuyo destino ha generado ansiedad desde la elección de Trump”, indica el diario.

Por ejemplo, en Seúl, Mattis prometió que la administración actual de EEUU mantendrá su postura sobre los programas nucleares de Corea del Norte; mientras que en Japón dijo que seguirán con un “tratado de defensa mutua”, e incluso han realizado proyectos militares en conjunto, disipando las dudas de que los estadounidenses apoyaran a China en la disputa de territorios.

Mattis también ha mantenido contacto con los líderes de la Defensa de México, con quienes se coordinará para mejorar la seguridad en la región, esto incluso en medio de la crisis migratoria derivada por las órdenes ejecutivas del presidente sobre el muro fronterizo y la posibilidad de deportar a millones de personas.

El Secretario también conoce muy bien cómo coordinarse con aliados europeos, con quienes ha colaborado en misiones en Medio Oriente.