Editorial: Redadas golpean a familias de inmigrantes

Las autoridades del ICE afirmaban que irían contra criminales, pero están deteniendo a cualquier persona

Guía de Regalos

Editorial: Redadas golpean a familias de inmigrantes
Foto: EFE

Las recientes redadas de la Agencia para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE) son intimidatorias para los millones de familias indocumentadas. En estos momentos es importante estar informados en qué hacer si se es detenido y evitar el pánico.

Las operaciones de ICE en 10 estados que detuvo a cientos de personas son extremadamente preocupantes por la manera en que fueron realizados. Las autoridades de inmigración dicen que la acción estuvo planeada desde la administración pasada. Quizás sea cierto.

De lo que no cabe duda es que se realizó en la nueva era del presidente Donald Trump. Las redadas fueron mucho más agresivas en los hogares a la madrugada y en los sitios de trabajo, como no se veía desde hace mucho tiempo.

Se dice que se buscó a personas peligrosas con antecedentes penales, pero se arrestó gente por el solo hecho de estar indocumentada. Por ejemplo, en una casa no se halló a la persona buscada, pero de todos modos se detuvo a un ocupante que no estaba en la lista.

Es muy preocupante el caso de Guadalupe García en Arizona, de donde fue deportada al presentarse en la oficina de inmigración para un chequeo regular con ICE. Este hecho envía una inquietante señal a quienes están cumpliendo con las normas. Hay gente que temerá presentarse y ese incumplimiento podría ser usado en su contra.

Se puede pensar que una señal del cambio es la promoción a director interino de ICE del especialista en deportaciones de la agencia.

La Casa Blanca, sin explicación alguna, puso a cargo de ICE a Thomas Horman, el director ejecutivo asociado de las operaciones de remoción de la agencia. Reemplazó al abogado Daniel Ragsdale que lleva años como jefe operativo en ICE, por un ex agente fronterizo que recibió un importante premio gubernamental a la “excelencia” de su trabajo que era organizar desde Washington la detención y deportación de inmigrantes.

Trump dijo que deportará millones de indocumentados. Las redadas son un indicio para sus seguidores e inmigrantes que está dispuesto a cumplir con sus palabras. Es natural el temor ante los operativos, pero hay que evitar los rumores con falsas alarmas que causan confusión y terror.

La justificación para las redadas y detenciones es que contribuyen a la seguridad pública. Varias de ellas se hicieron en ciudades comprometidas a sus proteger sus residentes. Esta separación de familias es un desafiante acto inhumano que hay que combatir con todos los recursos legales.