Presidente de Brooklyn compara caso Oakley con el de Eric Garner

Los Knicks sorprenden a Spurs en medio del escándalo en la organización

Guía de Regalos

Presidente de Brooklyn compara caso Oakley con el de Eric Garner
Pitido final del Knicks-Spurs.
Foto: Rafael Cores / El Diario NY

NUEVA YORK – El caso “Charles Oakley vs. James Dolan” aún no se ha cerrado. Mientras el dueño de los New York Knicks se rodeaba de antiguas leyendas del equipo durante el partido contra San Antonio Spurs la tarde del domingo, afuera del Madison Square Garden el presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams, aseguraba que la expulsión de Oakley de la arena el miércoles pasado le recordaba al caso de Eric Garner “pero sin el ahogamiento”.

Adams tenía pensado reunirse con Dolan el lunes a las 10 am para pedirle detalles sobre la expulsión de Oakley del Garden, del que salió esposado, y para pedirle que reconsiderara levantar la prohibición de que el exjugador entre a “la arena más famosa del mundo”.

Durante el partido frente a los Spurs, otra leyenda de los Knicks que tenía mala relación con Dolan desde que fue traspasado en 2003 a Minnesota Timberwolves acompañó al dueño de la franquicia: Latrell Sprewell, estrella del equipo que llegó a la final de la NBA en 1999.

Junto a ellos también se sentó Bernard King, otro anotador histórico de los Knicks, y Larry Johnson. Dolan quiso mandar el mensaje de que la organización sí respeta y cuida a sus leyendas, pero el fanático más famoso del equipo, Spike Lee, ocupó su asiento de primera fila luciendo una camiseta de Oakley.

Knicks rompieron la mala racha

Aunque la atención se concentró fuera de la cancha, sobre la pista se vivió un buen partido en el que los locales supieron imponerse al segundo mejor equipo de la NBA, San Antonio Spurs.

Leer más: El Garden corea al proscrito Oakley

La primera mitad fue de dominio texano, con Kawhi Leonard (36 puntos) y LaMarcus Aldridge (15) liderando su ataque. Pero quizá confiados por su superioridad, los de San Antonio salieron dormidos tras el descanso y permitieron que Nueva York recuperara la desventaja hasta el punto de que mediado el tercer cuarto los Knicks se pusieron arriba y entraron en el periodo decisivo con ventaja 69-65.

Muchas veces habíamos visto a los Knicks completar un buen tramo del choque para luego venirse abajo en el último cuarto. Esta vez no fue así. La defensa local –sorprendentemente, ya que es su punto débil- forzó tiros de San Antonio en malas posiciones; y el ataque liderado por Carmelo Anthony (25 puntos, 10 en el último cuarto), Kristaps Porzingis (16) y Derrick Rose (18) fueron suficientes para asegurar la victoria (94-90) tras cuatro derrotas al hilo.