Stringer pide más reservas para incertidumbres en las cuentas de NYC

El contralor cree que debe hacerse un esfuerzo y ahorrar más
Stringer pide más reservas para incertidumbres en las cuentas de NYC
Scott Stringer, contralor de la ciudad de Nueva York./Archivo

El contralor de la ciudad, Scott Stringer, cree que el crecimiento de Nueva York va a desacelerarse y teme que eso coincida con recortes de fondos federales por parte de la Administración de Donald Trump como respuesta a la condición de santuario para inmigrantes que es esta ciudad. Esa incertidumbre, que afecta a unos $7,000 millones anuales, le llevó el miércoles a criticar algunos aspectos del presupuesto preliminar de la ciudad para el año 2018.

“Tenemos que prepararnos para lo que venga”, dijo antes de explicar por qué la ciudad no lo está.

Stringer dijo que  apoya muchas de las iniciativas del alcalde Bill de Blasio pero criticó algunas de las decisiones plasmadas en los planes de ingresos y gastos. Para empezar, el contralor cree que se deben aumentar las reservas del presupuesto que en estos momentos están, según su punto de vista, “bajo el nivel óptimo para hacer frente a posibles desafíos”. Este nivel óptimo es entre el 12% y el 18% de los gastos ajustados de la ciudad y según el presupuesto preliminar de la ciudad al inicio del año fiscal estos fondos son de $8,500 millones, el 10% de la partida destinada a gastos.

Stringer pide que se añadan $1,700 millones más a las reservas para llegar al mínimo al que tampoco se llegó en el año fiscal 2017.

En este sentido cree que las agencias de la ciudad deben hacer un mayor esfuerzo a la hora de ahorrar. Los $319 millones que se proponen ahorrar las agencias con una gestión más eficaz del gasto es insuficiente y por debajo de los porcentajes alcanzados durante y tras la Gran Recesión.

Stringer cree que la alcaldía es optimista en sus previsiones de ingresos, sobre todo en lo que se refiere a la venta de medallones de taxis y no se ha estimado bien hasta dónde puede llegar el gasto sobre todo en la red social.

Estrategia para desamparados

El alcalde dijo en su discurso del estado de la ciudad esta semana, que presentaría sus planes para hacer frente a la situación de los desamparados. Stringer cree que es necesaria una estrategia clara y con metas que se puedan medir y sean transparentes.

El contralor critica que el gasto en esta partida se haya duplicado prácticamente desde 2014 a 2017 ($2,300 millones) y que los servicios vayan a aumentar el gasto en $460 millones este año. Stringer cree que parte del problema son los costos de los hoteles comerciales, cuya factura el año pasado fue de $102 millones cuando estos “proporcionan pocos o ningún servicio”, dijo en su cuenta de Twitter.