El brindis que acabó con una boda de $352,000

El exnovio demandó a la exnovia para que le devuelva el anillo de compromiso, valuado en $125,800
El brindis que acabó con una boda de $352,000
Foto: Shutterstock

Amy Bzura y Bradley Moss preparaban una opulenta boda estimada en $352,000. La familia de ella, dedicada a la industria farmacéutica, y la familia de él, propietaria de la distribuidora Long Island Pipe Supply, se reunieron una noche antes para un ensayo general del magno acontecimiento.

Durante la cena, realizada en el Blue Water Grill de Union Square, el hermano de la novia, Adam Bzura, anunció que haría un brindis y proyectaría un video en homenaje a la pareja, pero el padre del novio, Robert Moss, se opuso a que el joven hablara. Ahí comenzó todo.

Las familias empezaron a discutir y el padre de Bradley amenazó con golpear a Adam si hablaba. El padre de la novia y de Adam, Bruce Bzura, intervino para defender a su hijo y todo fue empeorando.

De acuerdo con el New York Post, la discusión fue subiendo de tono y algunos testigos relataron que la novia le gritó a su amado: “Elige, tu mamá o yo”.

Otra cosa que se escuchó entre la confusión fue al señor Moss amenazando a su hijo con sacarlo del testamento si se casaba con Amy.

Las cosas pasaron a los golpes y, por supuesto, culminaron con la cancelación de la boda.

Hoy, ambas familias se encuentran en un pleito legal por los pagos hechos y pendientes de la fiesta que no se realizó, incluyendo una demanda de Bradley Moss contra Amy Bzura para que le devuelva el anillo de compromiso valorado en $125,800.

La pareja compartía un apartamento en la calle 54, al Este de Manhattan, donde sólo se le permitió el acceso a la chica para sacar sus pertenencias acompañada de un policía.