Dos marchas. Gran desunión

Dos marchas. Gran desunión

Las marchas se realizan para mostrar músculo político abrir canales de comunicación.

El gobierno federal movió sus cartas convocando una gran marcha contra Trump, pero no sacó más que Morena que llena el zócalo con menos recursos.

Escasez de personas en las marchas está en relación directamente proporcional con la aprobación de Peña Nieto.

La marcha por la dignidad nacional se vio minimizada frente a las marchas contra el gasolinazo. No movieron la vibra de la gente el aparato de difusión gubernamental y sus acólitos.

Para movilizar se acercaron al reservorio nacional de protesta, la universidad nacional. El rector de la UNAM dio un paso en falso al incluir a la institución en una marcha que competía contra otra similar pero más rala, e imponía no criticar a Peña.

El desafío de México son Peña y secuaces. En la UNAM respondieron los que no comparten usar a Trump para apoyar a los miembros de Atracomucho que han devastado al país en 4 años.

El paso del rector y algunos intelectuales orgánicos, evidenciaron que carecen de capacidad de convocatoria.

La pos marcha no ha sido mejor. En los medios se destaca la debilidad de las marchas y la falta de apoyo para el presidente, el debate muestra la división nacional, carencia de liderazgos y que el gobierno se queda solo.

Peña y asociados trataron de crear un momento para negociar con Trump y fallaron.

Desde Washington se observa la marcha y ven la postura incómoda (genuflexa) con la que podrá acercarse Peña a Trump.

Varias señales se ven. Filtración sobre la intervención del canciller fake tratando de atemperar el discurso de Trump. Trump se reunió con Trudeau para crear los puentes de colaboración que dejarán a México solo, especialmente por el alejamiento de América Latina desde el presidente analfabeta (Fox) y la apuesta de los neoliberales que apuestan porque Trump los sostenga en el poder. Ya arreciara la campaña del miedo contra AMLO.

México cayó de potencia media. Lo empujó la megalomanía oportunista de Echeverría y terminaron Fox y su canciller enchilado al insultar a Fidel y aislar a México.

México está derrumbado. Cae como potencia económica. El capital se va porque sube la corrupción y baja la competitividad. Abundan llamados a la próxima recesión. Crece la vulnerabilidad ante presiones externas y se apresura a caer en los brazos del dinero (China) para darle respiro a los interesados en su futuro personal.

México está condenado en reportes de violación de Derechos Humanos, atropella intereses de comunidades y pueblos nativos y se aleja de la posibilidad de encabezar voces que protejan la dignidad de los pueblos; no se puede ser candil de la calle y esperar que la gente lo crea.

México perdió viabilidad económica, se redujo el petróleo; vulnerable no podrá negociar con Trump. Mejor no desgastarse en organizar marchas fallidas.