Melissa Mark-Viverito: “No vamos a poder proteger a todo el mundo”

La presidenta del Concejo advierte que aunque Nueva York seguirá luchando por los indocumentados, las medidas del gobierno Trump representan un peligro y una amenaza real de deportaciones
Sigue a El Diario NY en Facebook
Melissa Mark-Viverito: “No vamos a poder proteger a todo el mundo”
La presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito, admite con dolor que el gobierno Trump seguirá persiguiendo a la comunidad inmigrante
Foto: Bill Alatriste / El Diario

Desde que Donald Trump asumió la presidencia de Estados Unidos y dio inicio a sus políticas migratorias, con las que pretende deportar a millones de indocumentados, la Ciudad ha asumido la protección de los inmigrantes que viven en la Gran Manzana, como prioridad. Y aunque Nueva York se ha declarado ciudad santuario, donde ni los agentes de policía ni ninguna autoridad ejercerán labores de inmigración, la presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito, reconoció que no puede garantizar que los indocumentados neoyorquinos no van a correr riesgo de ser deportados.

Con tono de preocupación, la líder política afirmó que el panorama migratorio bajo la era Trump no luce nada alentador, pero pidió a quienes no tienen papeles que se informen y vinculen a organizaciones defensoras de inmigrantes para prepararse por si llegan a tener problemas con “La Migra”. Al mismo tiempo la puertorriqueña reconoció que el Concejo seguirá promoviendo leyes que traten de proteger más a los indocumentados que residen en los cinco condados y advirtió que el terror que está sembrando Trump pone en peligro la seguridad de la ciudad.

Mark-Viverito recalcó que hay que seguir en la lucha y dio una vez más su palabra de que Nueva York no entregará a autoridades migratorias a aquellas personas que sigan la ley o hayan cometido delitos no violentos. Lo contrario ocurrirá con quienes hayan cometido crímenes serios.

¿Qué puede decirle a los miles de indocumentados que están llenos de miedo por la manera como el gobierno de Trump está actuando?
“Yo no voy a decir que no deberían tener miedo, porque no sabemos cómo se va a implementar lo que está pronunciando el Presidente. Siempre están diciendo que gente de ICE (“La Migra”) están aquí y ya, pero nosotros tratamos de ser bien cautelosos con la información que ponemos en la comundiad. Lo más importante es informarse y estamos tratando, a través de programas a los que les damos dinero, de hacer eventos en la comunidad para que la gente conozca sus derechos, para que las familias tengan planes, para que estén preparados. Queremos que haya recursos legales, que puedan sentarse con abogados y reciban el mejor asesoramiento posible. Estamos tratando de ser proactivos con la comunidad y dejándoles saber lo que pueden hacer”.

Siendo Nueva York una Ciudad Santuario ¿pueden estar tranquilos los indocumentados?
“Hay que tener cuidado. Creo que esta administración (federal) está siendo sumamente irresponsable, pero vamos a hacer lo que podamos para proteger a la gente. Hay personas que están contribuyendo positivamente, pero no puedo decir con certeza, que vamos a proteger a todo el mundo. De cierta manera, debido a lo que estamos viendo, posiblemente va a haber deportaciones. Estamos nosotros tratando de ver, a través de recursos legales, a través de las leyes, lo que podemos hacer para aumentar el nivel de protección, pero no vamos a poder proteger a todo el mundo, eso lo digo siendo realista y siendo honesta”.

Hay gente que dice que Nueva York va a ser un refugio donde no les va a pasar nada a quienes no tengan papeles ¿qué piensa de esas afirmaciones?
“La gente tiene que tener cuidado diciendo esas cosas de que si vienen aquí van a estar completamente protegidos, eso no lo podemos decir con certeza, siendo honesta, y me duele mucho decirlo”.

¿Pero ustedes en el Concejo van a seguir promoviendo iniciativas para blindar más a la ciudad del efecto de “La Migra”?
“Hemos trabajado muy de cerca con el Departamento de Policía y tenemos dos leyes que están en vigor ya en esta ciudad, para que se restrinja la información que compartimos con ICE . Una que tiene que ver con el Departamento de Policía y una con el de Correcionales, y estamos tratando de ver si podemos ampliarlas. Esas leyes se han ampliado en consultas con el Departamento de Policía para lograr un balance entre proteger a la ciudad para que siga segura y proteger a aquellas personas que no representan peligro y daño. No queremos proteger a gente que represente un peligro y que haya cometido crímenes violentos, a esos los vamos a entregar, pero si alguien ha cometido una ofensa que no sea violenta, no se los vamos a dar (La migra)”.

¿Al crear miedo en la comunidad inmigrante, el gobierno de Trump no está poniendo en riesgo la seguridad ya que habrá gente que no denuncie nada?
“Exactamente. Ahora viene el gobierno federal y está tratando de destruir ese trabajo que hemos hecho y que ha dado como resultado que tenemos la ciudad más segura en la nación, tenemos los hechos a nuestro favor y al gobierno federal no le importa y esta hablando mentiras. Está poniendo todo eso en riesgo”.

¿Le gustaría reunirse con el presidente Trump y tratar de hacerle entender el efecto real de sus políticas?
“No, la verdad que yo no tengo ningún interés. Yo soy una persona abierta, que le da oportunidad a la gente, pero él ha dicho bien claro en donde caer y no va a cambiar de opinión, entonces por qué gastar mi tiempo. Que lo haga otra gente, yo no lo voy a hacer”.

¿Teme que bajo la excusa de proteger la seguridad Trump y su gobierno cometan excesos contra la población?

“Eso ya está pasando. ¿Que pasó con la muchacha joven que tenía un tumor? (en Texas). Estaba en el hospital y la sacaron y la llevaron a un centro de detención. ¿Qué riesgo significa ella para la seguridad de este país? Es alguien que está sufriendo. Y están sacando a la mujer que está sufriendo de violencia doméstica y va la corte y la agarran ahí, cuando está tratando de defenderse y protegerse. Esas no son personas que están poniendo en peligro a nuestra nación. Nos están usando como chivos expiatorios”.

¿Trump está actuando como si estuviera por encima de la ley?
“Eso es básicamente lo que está haciendo. ‘Vamos a hacer lo que vamos a hacer y si alguien quiere hacer algo, pues lo bregamos en la corte en ese momento. Hasta entonces, vamos a hacer lo que queramos hacer’. Aunque eso es un desafio a las leyes, es un problema. Estamos en un momento de mucha preocupación y mucho peligro, pero seguimos en la lucha”.

Trump dijo que va a deportar solo a los indocumentados criminales, pero es fácil que muchos caigan en esa categoría por ofensas menores que en Nueva York dan récord criminal, como orinarse en la calle. ¿No le preocupa que la policía en ciertas ofensas, en vez de poner multas envíe a la gente a procesos penales y queden como deportables?
“No creo, tomando en cuenta lo que ha dicho el comisionado (su mensaje de proteger a los inmigrantes y no ayudar a “La Migra”) y yo sigo teniendo esa conversación con él. Estamos tratando de minimizar el facilitar a traves de nuestros empleados que haya gente (indocumentados) entrando al sistema de deportación por ofensas no violentas. Aunque todavía la discreción (la decisión de los agentes de imponer multas o enviar a la gente ante autoridades penales por ofensas menores) está en el departamento de policia, con el mensaje del comisionado pienso que no va a ser así”.

¿Qué piensa del deseo del alcalde de Blasio de ampliar la lista de 170 delitos que actualmente existe para considerar a un indocumentado como deportable?
“Yo no estoy de acuerdo con eso, porque ese listado de ofensas se hizo luego de un acuerdo con el Departamento de Policía, analizando de arriba abajo, y siento confianza de que no se debe ampliar más esa lista. El alcalde dijo eso públicamente, pero a esa lista de ofensas se llegó con debate”.

Siendo usted una defensora de los inmigrantes y los más necesitados de Nueva York muchos neoyorquinos quisieran verla como alcaldesa. ¿está eso dentro de sus planes?
“Bueno, al momento yo estoy apoyando a De Blasio para su reeleción, pero mantengo opciones abiertas a explorar esa posibilidad. Asumir otro cargo público es una opción que mantengo”.

Cuando deje el Concejo a finales de año ¿cuál va a ser su futuro?
“Es seguro que quiero mantener una presencia aquí, en Nueva York, abogando y luchando en favor de la ciudad, pero también entendiendo que hay un Trump en la Casa Blanca y quiero contribuir de una manera con alguna coalisión nacional o trabajo de resistencia en contra de esta administración. Estoy abierta también a eso”.