Tecnologías, muchas oportunidades y (también) muchos despidos

El 18% de los recortes de empleo en 2016 llegaron de las áreas de telecomunicaciones, electrónica y computación
Tecnologías, muchas oportunidades y (también) muchos despidos
Intel redujo 12,000 empleos de su nómina en 2016./Shutterstock
Foto: Shutterstock

No hay ranking de trabajos con futuro y buena remuneración que no dejen en un buen lugar a las profesiones relacionadas con el mundo de la tecnología. Computación, tecnología y electrónica es un terreno fértil desde el punto de vista laboral pero a la vista de las estadisticas de la consultora laboral Challenger, Gray & Christmas, eso no libra a quienes se incorporan a este sector de ningún altibajo.

El año pasado, de hecho, fue duro en este sentido. Según esta consultora 96,017 personas perdieron su empleo en empresas de este sector, un 21% más que el año anterior. Es más, la suma de los despidos en el área de la tecnología supusieron el 18% del total de 525,915 empleos anunciados en 2016.

El sector de las computadoras fue el que se llevó el mayor revés, ya que se registraron casi 67,000 pérdidas de empleo el año pasado. La mayor parte de ellos por los recortes de Dell Technologies tras la compra de EMC. En los últimos años este ha sido el área más afectada por la comoditización de los productos, las rebajas de precios y donde más empleos se han ido perdiendo cada año.

En las telecomunicaciones se ha registrado el mayor alza porcentual de pérdidas de puestos de trabajo. Si en 2015 la cifra de despidos apenas llegaba a los 5,000 afectados, un año más tarde esta era un 327% superior. Las reestructuraciones de gigantes como la operadora Sprint, Broadcom y Frontier Communication fueron las causantes de semejante subida.

John Challenger, el director de esta consultora, explica las contradicciones de estas cifras con las posibilidades que, sin embargo, tienen estos empleos. “Aunque el sector de la tecnología se mantiene como un área de crecimiento, muchas de las estrategias empleadas para competir terminan implicando pérdidas de empleo. Dell, con su adquisición de EMC, mantiene su gran tamaño para dar servicio a sus clientes mientras que la estrategia de HP ha sido reducir su estructura para ser más ágil. Ambas han tomado caminos opuestos pero las dos han recortado empleo”, expone.

Esta industria, que tuvo su peor año en la última década en 2014, no se va a librar de estas subidas y bajadas. “Miles de empleos más van a perderse especialmente proque las compañías están cambiando el foco hacia computación en la nube y teléfonos inteligentes. El año pasado vimos recortes significativos de empresas de equipamentos tradicionales y fabricantes de hardware” , explica Challenger. El consultor cree que las nuevas tecnologías fuerzan a los gigantes del sector a cambiar y pivotar sobre productos y estrategias. “El reto para estas empresas siempre ha sido encontrar la mano de obra cualificada para mantener el ritmo del cambio”, dice.

Y el reto se puede poner cuesta arriba. Si se restringe el uso de las visas H1-B, usadas principalmente por técnicos, el sector podría perder miles de trabajadores cualificados, algo que “tendrá efecto en las operaciones y la innovación, que es la vital para la industria”. Según Challenger no solo se perjudican los procesos normales de esta industria “sino que se amenaza a esta en su conjunto”.