Un pastor convierte su iglesia ¡en bar!

Eso sí, después de la misa
Un pastor convierte su iglesia ¡en bar!
Foto: Shutterstock

Brielen, un pequeño pueblo al oeste de Bélgica, se ha quedado sin bar para que los parroquianos disfruten un momento de esparcimiento, así que el pastor local ha tomado una controvertida decisión: convertir su iglesia en un pub.

De acuerdo con el diario local Deutsche Welle, la intención del religioso es ofrecer un lugar a los habitantes de Brielen para divertirse.

Pero hay algunas reglas para acudir a este bar particular: sólo se pueden consumir bebidas alcohólicas después de la misa y nada de bailar ni cantar.

El singular pub cierra a la 1 AM.