Cine: la vida al otro lado del muro

¿Cómo viven los niños en la frontera de México y EEUU? El documental estrella del Queens World Film Festival que se celebra esta semana lo retrata sin filtros
Cine: la vida al otro lado del muro
El documental "Niños detrás del muro" revela la tragedia de los menores en Tijuana.
Foto: Cortesía

“Pensaba que con la droga se me iba a olvidar todo el dolor que había sufrido”, cuenta uno de los protagonistas del documental “Children Behind the Wall” (“Niños detrás del muro”), que no debe de tener más de 14 años. Esta desgarradora historia real forma parte de la cinta dirigida por la cineasta dominicana Marisol González que retrata la espiral viciosa que viven muchos de los niños de Tijuana que terminan cayendo en la adicción a las drogas y la prostitución para sobrevivir en la frontera que estos días está en boca de todos.

Para muchos Tijuana es famosa por sus bares, por la prostitución y drogas al alcance y los poderosos carteles de la droga facilitando el tráfico ilegal de todo tipo y lucrándose con ello. Marisol cuenta en su historia cómo con lamentable frecuencia los padres recurren a esas drogas y en muchos casos terminan abandonando a sus hijos y obligándolos a valerse por sí mismos en las calles.

Hablamos con la directora de este documental que se proyecta el domingo 19 en el marco del Festival internacional de cine de Queens sobre este proyecto al que dedicó más de ocho años.

Siendo dominicana y viviendo en Nueva York, ¿cómo empezaste a interesarte por lo que pasa en Tijuana?

Todo empezó cuando estaba trabajando en un programa de Telemundo que se llamaba “Sin Fronteras” y tuve que hacer una investigación sobre los niños que cruzaban la frontera solos. Me llamo muchísimo la atención el tema, en esa época, 2005, nadie hablaba de ello como ahora. Desde entonces supe que quería hacer un documental, quería cambiar algo o por lo menos denunciar una situación.

“Quería llevarme a todos los niños conmigo a Nueva York”.

¿Por qué crees que esta historia te llegó al corazón?

Creo que nada pasa por casualidad en esta vida, aunque me llevó tiempo comprenderlo. Primero pensé que este tema no me tocaba directamente a mí, pero lo cierto es que tenía una prima que cayó en el mundo de las drogas y no consiguió salir. Cuando ella falleció de una sobredosis yo ya llevaba años trabajando en el documental, pero no me di cuenta hasta entonces de por qué tenía que dedicarle tanto a este tema. Recuerdo que iba en el tren cuando caí en ello y me puse a llorar como una loca.

¿Cuál fue tu primera sensación al llegar a Tijuana por primera vez?

Mi madre entró como inmigrante ilegal en este país y se lo que se siente cuando no eres bien recibido. Yo sentí ese rechazo al llegar allí. Es muy fuerte, el rechazo a todo lo que venga de Estados Unidos se ve, se siente, late en el ambiente. Todavía no hay un muro como el que quiere hacer Trump, pero sí que se siente como si existiera.

El rodaje duró 8 años.

¿Cómo valoras la experiencia de rodar los testimonios tan fuertes de mujeres y niños víctimas de la droga?

Emocionalmente agotador y muy duro. Cuando regresé a Nueva York tenía pesadillas, no dormía, quería traerme a todos los niños aquí. Me rompió el corazón ver el vacío que sentían muchos chicos demasiado jóvenes para haber vivido tanto. Yo quisiera poderlo pintar de colores lindos y con flores, pero lamentablemente esto es una realidad que está sucediendo y las víctimas son los más débiles: los niños.

¿Qué te gustaría conseguir con esta película?

Que se abra un diálogo. No solo entre gobiernos, sino en la familia y la sociedad, que miren a su alrededor y vean si hay alguien que vive una situación así, que tengan más compasión.

En Detalle

¿Qué? proyección de “Children Behind the Wall” (“Niños detrás del muro”) en el Queens World Film Festival

¿Cuándo? domingo 19 de marzo a las 5:15 pm

¿Dónde? Kaufman Astoria Studios Zukor Theatre, 34-12 36th St., Astoria

Entradas: www.brownpapertickets.com