VIDEO: Sentencian a tres desamparados por vivir en la calle

Un juez de Denver sentenció a un año de libertad condicional y a horas de servicio comunitario a tres personas, por dormir y comer en las calles

Un juez de Denver sentenció hoy a tres personas desamparadas, dos hombres y una mujer, por negarse a respetar una ordenanza municipal que prohíbe “acampar”, comer o dormir en espacios públicos.

Tras dos días de juicio y tres horas de deliberaciones por parte del jurado, el juez a cargo del caso sentenció hoy a Jerry Burton, Randy Russell y Terese Howard a un año de libertad condicional (en vez de cárcel) y a cumplir ciertas horas de servicio comunitario.

Esta fue la primera vez que un caso de “acampar en público” llega a juicio, pero, según el fiscal asistente de Denver, Bradley Whitfield, “no se trató de la respuesta (por parte de la policía local) al desamparo”, sino de que “la ciudad tenía suficiente evidencia para demostrar más allá de toda duda razonable los elementos de un delito”.

Whitfield enfatizó que los acusados “intencionalmente acamparon” a pesar de que sabían que estaban haciendo algo ilegal.

El abogado defensor Jason Flores-Williams comentó que el jurado “sólo estaba cumpliendo con la ley”, agregando que “lamentablemente, se trata de una ley injusta”.

El incidente que dio origen al caso ocurrió el 28 de noviembre del año pasado cuando las tres personas mencionadas fueron multados por policías de Denver por “acampar” en la vía pública, es decir, cubrirse con mantas o con otros elementos “adicionales a la ropa puesta” para dormir a la intemperie. Paradójicamente, esa misma ordenanza fue luego suspendida por el alcalde de Denver, Michael Hancock.

Hoy, precisamente al mismo tiempo que concluía el juicio, el representante estatal, el demócrata Joseph Salazar, anunció que por tercer año consecutivo, la legislatura de Colorado debatirá un proyecto de ley sobre “el derecho al descanso” de las personas sin techo.

  • Cómo consiguió Finlandia que ya nadie duerma en las calles de sus ciudades
  • Según Salazar, la medida es necesaria porque “Colorado debe abandonar la práctica de criminalizar a personas en situación de desamparo sólo porque realizan en público actividades para sobrevivir, como sentarse, acostarse, descansar o comer”.

    Howard, quien le gustaba pasar las noches con sus amigos desamparados tiene casa propia, y desde el incidente, Burton encontró un lugar donde vivir gracias a un programa de ayuda para veteranos de las fuerzas armadas; mientras que Russell, incapacitado y con problemas de salud mental, sigue viviendo en la calle.

    El juicio podría haberse evitado si los tres acusados hubiesen pagado una multa (de hasta US$999), como lo hicieron otros 24 desamparados también multados, pero prefirieron ser juzgados argumentando que no estaban acampando, sino sobreviviendo.

    “Cuando no se presentan cargos contra los ejecutivos de Wall Street por la crisis financiera, pero se presentan cargos contra tres pobres personas tratando de sobrevivir, eso es todo lo que se necesita saber sobre la justicia en este país”, afirmó el abogado Flores-Williams.

    Con información de EFE