“La Migra” se refuerza para cumplir metas migratorias de Trump

La directora de Recursos Humanos del Departamento de Seguridad Nacional confirma cambios en ICE y ERO

“La Migra” se refuerza para cumplir metas migratorias de Trump
El gobierno de EEUU busca mejorar la detención y deportación de inmigrantes indocumentados.
Foto: John Moore/Getty Images

La Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) y la Oficina de Detención y Deportación (ERO, en inglés) están en un profundo proceso de reestructura para cumplir con las órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump.

Así lo confirmó Angela Bailey, Jefe del Departamento de Recursos Humanos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés), como parte de su informe para el Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, Subcomisión de Operaciones Gubernamentales titulada “Los mejores y peores lugares para trabajar en el gobierno”.

Bailey indicó que la DHS se transforma para cumplir con las nuevas políticas sobre migración, compromiso que asumió John Kelly, director de esa oficina.

“Todos los días, los hombres y mujeres de DHS llevan a cabo trabajos difíciles y frecuentemente peligrosos que a menudo no son vistos por el público estadounidense. Hacen un trabajo sobresaliente y tienen un profundo compromiso con esa misión”, expresó.

Aunque hay ajustes en las seis oficinas que integran el Departamento, son en ICE y ERO –esta última con un plan calificado como 2.0– de los que más impacto tendrían contra indocumentados, ya que se encargan de detenerlos y expulsarlos del país.

“Este esfuerzo incluye una amplia gama de iniciativas, como ajustes funcionales y operativos específicos en cada una de las áreas”, indicó.

El gobierno pretende contratar a unos 15,000 nuevos agentes, para reforzar los operativos y vigilancia.

“Estamos con un nuevo plan de contratación, más veloz y de mejor calidad en cuanto a contratación… El objetivo es permitir a ERO aplicar de manera más efectiva las actuales políticas de inmigración”, acotó la funcionaria.

En su proyecto de presupuesto, el presidente Trump pidió que la DHS tenga 1,500 millones de dólares adicionalra sólo para “detención , transporte y expulsión de inmigrantes ilegales”.

Aunque esos recursos aún no se han destinado, Bailey confirmó los ajustes que se realizan en el Departamento de Seguridad Nacional.

En el Congreso, Kelly presumió que las primeras acciones de la dependencia a su cargo han permitido la reducción del cruce de inmigrantes ilegales, tras precisar que el mes pasado el número de arrestos en la frontera sur fue de menos de 17,000, un descenso del 71% respecto a diciembre pasado.