Comunidad de LI pide un alto a violencia pandillera

Identifican a los cuatro jóvenes asesinados presuntamente por la ‘MS-13’
Comunidad de LI pide un alto a violencia pandillera
El comisionado de Policía de Suffolk County Timothy Sini, ofrece la recompensa de $25,000.
Foto: Getty Images

Miembros de la comunidad de Central Islip, Long Island, donde cuatro jóvenes fueron hallados muertos en un parque, quieren ver cambios en la manera cómo la Policía y el gobierno local están respondiendo a la violencia de las pandillas que ha inundado las calles.

“Ha llegado el tiempo de plantear otra alternativa porque lo que están haciendo no ha estado funcionando por más de una década”, dijo la profesora Margarita Espada, directora del Teatro Yerba Buena, que está ubicado en el vecindario donde los jóvenes fueron asesinados.

La puertorriqueña madre dos adolescentes contó que no dejaba que sus hijos vayan solos al Clayton Avenue Community Park, donde fueron encontraron los cuerpos. “Ningún área aquí es segura”, aseguró Espada.

En una conferencia de prensa el comisionado de Policía de Suffolk County Timothy Sini, le declaró la guerra a la pandilla ‘MS-13’ (Mara Salvatrucha), que según las autoridades estaría detrás del asesinato de los cuatro jóvenes, cuyos cuerpos presentaban signos de haber sido golpeados brutalmente, así como heridas graves causadas por un arma con filo.

“La manera en que los asesinaron es consistente con el modo de operar de ‘MS-13’ así que estamos claramente investigando esa posibilidad”, expresó Sini al frente del parque.

Dos de los asesinados, presuntamente, a manos de miembros de la MS-13.
Dos de los asesinados, presuntamente, a manos de miembros de la MS-13.

Dos de las víctimas fueron identificadas por la policía como Jorge Tigre, de 18 años, y Justin Llivicura, de 16, ambos ecuatorianos que estudiaban en la escuela Bellport High School y que no eran pandilleros, según le dijo la familia a Newsday.

“El no estaba envuelto en eso”, indicó William Tigre, hermano de Jorge, quien agregó que su hermano trabajaba en un restaurante.

El mismo medio reportó que las otras víctimas eran Michael Banegas Jefferson Villalobos, ambos de 18 años, según indicaron sus familiares.

Otros asesinatos similares

“No podemos permitir que perdamos a más menores”, dijo Mónica Martínez, legisladora de Suffolk County que representa a Brentwood, donde el pasado septiembre fueron asesinadas dos jovencitas de 16 años en las mismas circunstancias.

Por la muerte de esas chicas fueron arrestados diez miembros de la ‘MS-13’ el mes pasado e impuestos de cargos criminales de asesinato. Todos eran inmigrantes indocumentados.

Desde que asumió su cargo hace 3 años, Martínez ha estado tratando de apaciguar la violencia pandillera invirtiendo en las escuelas, creando un campamento de verano, trayendo programas de intervención de pandillas, así como un centro de recursos para los padres del área.

“Necesitamos recursos, necesitamos a personas que inviertan en nuestro distrito. El 95% son familias trabajadoras que están haciendo lo mejor por sus niños”, expresó La legisladora salvadoreña instando a que todos los niveles de gobierno ayuden con la situación.

A Margarita Espada le gustaría ver más dinero invertido en centros culturales como su teatro ya que, en sus palabras, el problema de las pandillas ocurre porque no existen suficientes espacios sociales y culturales para que los jóvenes se sientan aceptados.

“Las pandillas le ofrecen ese espacio”, explicó. “Si te quitan tu idioma e identidad y estás en un lugar donde no se valida nada, vas a buscar donde te sientes familiarizado y seguro”, expresó.

Esto no es un problema nuevo. A mediados de los 70 el vecindario de Chinatown tuvo un aumento en pandillas asiáticas. “Los jóvenes chinos que fueron incapaces o poco dispuestos a asimilarse, gravitaron hacia las pandillas como una forma de amortiguarse ellos mismos de los aspectos desconocidos de la sociedad estadounidense, y como una forma de establecer un sentido de fraternidad”, escribió Anthony Destefano en su libro Gangland New York.

Desafortunadamente, cuando ocurren sucesos como este, una retórica anti-inmigrante surge en las redes sociales y medios conservadores.

Espada notó más mensajes en los grupos comunitarios de Long Island “alimentando el sentimiento anti-inmigrante” quien ella dijo que ya es alto en el área.

“Es lamentable que un porcentaje pequeño está dañando [la reputación] del resto”, añadió la legisladora Martínez.

Si tiene información sobre estos asesinatos se le pide que llame anónimamente a Crime Stoppers al 1-800-220-TIPS. Crime Stoppers está ofreciendo una recompensa en efectivo de $25,000 por información que conduce a un arresto. El dinero será recompensado dentro de las 72 horas de la detención.