El dolor por la pérdida

Las noticias reportaron que se encontró el cuerpo de una jueza en el río Hudson recientemente. Ella era mi amiga.

Todavía no sabemos lo que pasó con ella. Las noticias dicen que no hubo ningún signo de trauma. ¿Qué significa eso? ¿Qué no tenía moretones o lesiones, como una bala o heridas de cuchillo? El NY Times especuló que ella solo caminó dentro del río. ¿Suicidio? ¿Mi amiga? Imposible de considerar.

En el último mes he perdido a dos amigos. Ellos se han ido demasiado pronto. Su pérdida es difícil de conciliar en mi mente. Es un dolor que persiste. Me siento como si estuviera montada en un balancín. Voy para arriba en incredulidad y para abajo en pena. Para arriba-no puede ser. Abajo-se han ido, no están con nosotros.

Si yo siento este dolor no puedo imaginar lo que está sintiendo la familia íntima. ¿Este dolor diez veces? ¿Cien veces? Debe ser abrumador, consumidor. Así que ya sé qué hacer.

Aunque estoy en dolor, hay otros en aun más dolor, y entonces oro por ellos. Pido por el consuelo de Dios. Pido por paz en sus corazones. Ruego que encuentren la fuerza para continuar. En oración entonces encuentro consuelo, paz y paradójicamente, fuerza para mí. Muy extraño como esto funciona: mi dolor mejora cuando me enfoco en otros.

Escriba sus comentarios a  askdrvasthi@ambercharter.org

-La Dra Vasthi Acosta es directora de Amber Charter School