Recuerdan a trabajadores de construcción fallecidos en NYC

En la semana que se conmemora el Día del Obrero Caído, la Ciudad aprueba leyes y otorga fondos para aumentar la seguridad

Trabajadores con sus cascos de construcción llenarán la Catedral de San Patricio en Midtown este jueves a las 3 p.m., para recordar a sus compañeros que perdieron la vida en el trabajo. Junto a ellos estarán los familiares de los fallecidos, líderes sindicales y religiosos quienes participarán en una misa en su memoria.

La ceremonia tiene como motivo conmemorar por adelantado el Día del Obrero Caído, el cual se celebra anualmente el 28 de abril, para recordar a los trabajadores que murieron en sus lugares de empleo, o aquellos que sufrieron accidentes y quedan discapacitados debido a las condiciones inseguras.

La industria de la construcción es la que más causa muertes en el empleo en toda la nación, y en la ciudad de Nueva York un reporte del Comité de Seguridad y Salud Laboral de Nueva York (NYCOSH) mostró recientemente que aunque esta industria emplea al 3% de la fuerza laboral de la ciudad, representa la mayor parte de las muertes en lugares de trabajo (34%).

Uno de los casos que logró mayor notoriedad fue el de Carlos Moncayo, un joven ecuatoriano que perdió la vida en 2015 por un derrumbe en una excavación la cual no estaba apropiadamente reforzada.

Según Omar Henríquez, organizador de la Red Nacional de Trabajadores por Día (NDLON), el caso de Moncayo trajo a la luz pública y a la atención del gobierno que “los trabajadores están expuestos a condiciones en las que pueden perder su vida”.

Henríquez estuvo presente en una rueda de prensa este miércoles en la cual la Fiscalía de Manhattan le otorgó $1.5 millones a NYCOSH para poder entrenar y ayudar a los jornaleros.

​Los inmigrantes latinos mueren en mayor número por accidentes que pudieron haber sido evitados. En el 33% de las zon​as de construcción donde muere un hispano, el contratista estaba consciente de las condiciones de inseguridad, comparado con el 5% en las zonas donde muere un no-latino, indicó el reporte de NYCOSH.

Omar Henríquez se acerca a la madre de Carlos Moncayo, Blanca García, cuando encontraron a la constructora culpable.
Photo Credito Mariela Lombard/El Diario NY.

Todos los casos cuentan

Además, esta semana el Concejo Municipal aprobó varias medidas que son parte de la Ley por la Seguridad en la ConstrucciónUna de ellas obligará al Departamento de Edificios (DOB) publicar en su página web todos los accidentes que resulten en una lesión o fatalidad de un miembro del público o un trabajador en un sitio de construcción. Antes sólo se publicaban los casos en que se habían violado los códigos de seguridad.

“Cada vida perdida en una zona de construcción de la ciudad de Nueva York importa y debe ser contabilizada debidamente”, dijo el concejal y patrocinador de la legislación Ben Kallos, recalcando que en los últimos dos años 33 trabajadores han muerto en su lugar de empleo.

El DOB tendrá que incluir los nombres del dueño de la compañía en la zona de construcción, el nombre del contratista o subcontratista empleador, las infracciones impuestas por violaciones al código de seguridad  y detalles sobre el accidente.

Además, la legislación impondría una sanción civil mínima de $2,500 por no reportar dicha información al Departamento de Edificios después de un incidente.

La organizadora y entrenadora de seguridad en zonas de construcción, Diana Mejía, dijo que esta medida es imprescindible para que los trabajadores y las personas que van a contratar sepan el historial de las malas acciones de una compañía.

“Si los que contratan se hacen más conscientes de mirar el récord, esperamos que eso realmente tenga una repercusión en que las compañías de construcción se vean más obligada o sientan la responsabilidad de cuidar de la salud de sus trabajadores”, expresó Mejía.

Información de la misa:

  • Cuándo: jueves, 27 de abril.
  • Hora: 3:00 p.m.
  • Dónde: Catedral de San Patricio, Quinta Avenida entre las calles 50 y 51, en Manhattan.