Carwasheros insisten que harán escuchar sus reclamaciones

Guía de Regalos

Carwasheros insisten que harán escuchar sus reclamaciones
Los trabajadores del Cross Bronx Car Wash, volvieron a sus labores, pero continuarán en negociaciones por un nuevo contrato laboral. /SUMINISTRADA

Los ‘carwasheros’ que trabajan en el Cross Bronx Car Wash declarados en huelga en demanda de mejores condiciones laborales el sábado, retornaron a sus labores el lunes, pero están decididos a hacerse escuchar en el curso de las negociaciones.

Este martes recibieron el respaldo de dos representantes electos de El Bronx, el senador estatal Gustavo Rivera y el concejal Ritchie Torres, ambos, del distrito localizado en el 1781 de la avenida Webster.

En sendas comunicaciones enviadas a Frank Roman, propietario de Cross Bronx Car Wash, ambos legisladores instan a que firme un contrato equitativo para los trabajadores, una vez que el anterior contrato expiró en octubre de 2016.

“Los trabajadores pasan largas horas realizando tareas de mano de obra intensiva en un esfuerzo por ser productivos. A cambio, están tratando de negociar un contrato que refleje el valor que traen a la empresa y que se los respete tanto como trabajadores y como personas”, destaca Rivera en su comunicado.

El senador anota que entiende que los trabajadores están solicitando que trabajen con ellos de buena fe para negociar algunos puntos clave que podrían mejorar su entorno de trabajo en general, pero ha existido falta de voluntad por parte del propietario para negociar el contrato.

“Trabajamos muy duro, 10 a 14 horas al día, para tratar de llegar a fin de mes. Sólo queremos un contrato justo, pero el dueño ha dicho que no negociará con nosotros ni con nuestro sindicato, lo único que pedimos es que se dignifique el trabajo que hacemos”, dijo el trabajador Juan Carlos Rivera, que ha trabajado en el Cross Bronx Car Wash por 11 años.

Tanto el senador Rivera como el concejal Torres subrayan que los trabajadores demandan principalmente que el empleador les reconozca el tiempo necesario para completar los entrenamientos de salud y seguridad ofrecidos por el sindicato RWDSU; que se les provea el equipo adecuado de salud y seguridad; el aumento salarial de $0.25 por encima del salario mínimo; aumento del número de días de vacaciones, compensación durante las fiestas de Navidad, Año Nuevo y Acción de gracias, 5 días de enfermedad, amparados en la ley de la ciudad de Nueva York de días de enfermedad pagados y que se les garantice 52 horas de trabajo.

Entre tanto, el concejal Torres declaró que, “si las peticiones de los trabajadores fueran satisfechas con la firma de un nuevo contrato, la calidad de vida de los empleados, muchos de los cuales son residentes de mi distrito, mejoraría dramáticamente”.

Torres agregó que el Cross Bronx Car Wash, ha estado proporcionando un servicio necesario a su comunidad por muchos años y en consecuencia, animó encarecidamente a que se llegue a una resolución amistosa entre el propietario y los trabajadores.

Los trabajadores inmigrantes cuentan con el respaldo de la comunidad, simpatizantes, defensores, y de organizaciones como Comunidades de Nueva York por el Cambio y Se hace Camino Nueva York.

“Nadie quiere ir a la huelga, pero estos trabajadores no tenían otra opción”, dijo el presidente de RWDSU, Stuart Appelbaum.