La comunidad latina es y será siempre “prioridad” para Trump, dice Pence

El vicepresidente Pence celebra el Cinco de Mayo en la Casa Blanca
La comunidad latina es y será siempre “prioridad” para Trump, dice Pence
Alrededor de 150 invitados participaron en la celebración del "Cinco de Mayo".

WASHINGTON.- En la primera ceremonia del “Cinco de Mayo” de la Administración Trump, con mucho menos pompa que en años anteriores, el vicepresidente Mike Pence afirmó este jueves que la comunidad latina es y será una “prioridad” para el presidente Donald Trump, quien además cree que una “reforma migratoria real y positiva es posible”.

Trump “está luchando cada día para empoderar a los hispanoamericanos para que contribuyan aún más al futuro de nuestro país… el presidente ha hecho de la comunidad latina una prioridad, y siempre lo haremos”, aseguró Pence, arrancando aplausos  en el “Indian Treaty Room”, en el edificio anexo a la Casa Blanca.

El vicepresidente hizo alusión al discurso que ofreció Trump ante una sesión conjunta del Congreso en febrero pasado, y reiteró que éste cree que “una reforma migratoria real y positiva es posible”.

Asimismo se hizo eco de la promesa de Trump a los latinos de que “´demostrará un gran corazón´ a cada paso”, y afirmó que su plan es restaurar la oportunidad y prosperidad para todos los estadounidenses, incluyendo los hispanos.

Como prueba del liderazgo de Trump, dijo Pence, la votación de hoy en la Cámara de Representantes para anular “Obamacare” es tan sólo “el principio del fin” de esa reforma sanitaria, que será seguido por “el mayor recorte tributario” en la historia del país.

En su discurso de unos 14 minutos, Pence también destacó las contribuciones de los mexicanos y de los latinos en general al tejido social y económico de EEUU, donde los negocios hispanos se han más que duplicado en una década y los negocios de mujeres latinas conforman el segmento de mayor crecimiento.

El discurso de Pence ante unos 150 invitados enumeró algunos de los asuntos más apremiantes para la comunidad latina, que conforma casi el 18% de la población.

Mike Pence, vicepresidente de EEUU. Getty Images

Sin embargo, su afirmación de que Trump apoya una reforma migratoria,  según activistas, contrasta con la realidad que viven millones de inmigrantes indocumentados, miles de ellos ya deportados, o en riesgo de deportación debido a la nueva política migratoria de Trump.

La ceremonia, realizada en víspera de la conmemoración del 155 aniversario de la “Batalla de Puebla”, rompió la tradición iniciada por la Administración Bush (2001-2009): fue presidida por el vicepresidente; se realizó en el edificio anexo a la Casa Blanca, y no en la mansión presidencial, y no tuvo banda de mariachi ni artistas de renombre internacional.

Sin mencionar los asuntos que han creado tensiones en la relación bilateral –como el muro fronterizo, o la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)-  el embajador de México ante la Casa Blanca, Gerónimo Gutiérrez, aseguró que ambos países han superado dificultades en el pasado.

Gutiérrez recordó las “contribuciones incalculables” de los mexicanos en EEUU, y más adelante dijo confiar en que los beneficios mutuos de la relación bilateral ayudarán a ambos países a encontrar “terreno común” y soluciones en las que ambos lados ganan.

El embajador de México, Gerónimo Gutiérrez, afirmó que México y EEUU podrán encontrar "terreno común" y soluciones.
El embajador de México, Gerónimo Gutiérrez, afirmó que México y EEUU podrán encontrar “terreno común” y soluciones. Foto: María Peña/Impremedia

“Creo que México y EEUU juntos, en múltiples ocasiones, han enfrentado con éxito adversidades y superado dificultades, para que hoy podamos justamente declararnos verdaderos amigos”, afirmó el diplomático.

“Que este Cinco de Mayo nos recuerde a todos, como previeron los presidentes Benito Juárez y Abraham Lincoln, que un México fuerte y exitoso está en el mejor interés de EEUU, así como un EEUU fuerte y exitoso está en el mejor interés de México”, puntualizó.

La ceremonia, a la que solo un pequeño grupo de medios tuvo acceso, incluyendo este diario, estuvo amenizada por el “Trio de Jorge Anaya”, y entre sus invitados se podían apreciar principalmente líderes y estrategas conservadores y exfuncionarios de la Administración Bush.

De los grupos defensores de los hispanos, solo se vio en el salón el presidente de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), Roger C. Rocha. No hubo invitados demócratas.