Denuncian arrestos excesivos de estudiantes de minorías

Activistas de derechos civiles revelan cifras que demuestran una “desigualdad racial extrema” de jóvenes negros y latinos esposados

La lucha contra el 'bullying' se ha convertido en una de las prioridades del Departamento de Educación.
La lucha contra el 'bullying' se ha convertido en una de las prioridades del Departamento de Educación.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Aunque los arrestos en las escuelas públicas de la Gran Manzana están disminuyendo, se tiene que hacer más para eliminar la “desigualdad racial extrema” que muestran las cifras de estudiantes que son esposados por oficiales de policía.

Así lo denunció la Unión de Libertades Civiles de Nueva York (NYCLU), organización que realizó un análisis usando los registros de detenciones que lleva el Departamento de Policía (NYPD), y que demuestran que el 90% de las citaciones y de los arrestos en las áreas escolares son de estudiantes negros y latinos.

“Cuando los niños son arrestados en las escuelas, sus probabilidades de graduarse disminuyen considerablemente y sus posibilidades de terminar en prisión aumentan enormemente”, dijo la directora ejecutiva del NYCLU Donna Lieberman a El Diario en una conversación telefónica.

Del total de estudiantes que acabaron esposados en el 2016, 262 fueron casos de “niños en crisis”, aquellos que terminan siendo llevados al hospital para recibir una evaluación sicológica y determinar si sufren algún trastorno emocional. El 98.9% de los “niños en crisis” esposados fueron latinos o afroamericanos.

Al defender la práctica de esposar a los alumnos, el NYPD indicó que la restricción física se usa sólo en circunstancias excepcionales, y negó que se haya susado en el 90% de los casos de “niños en crisis”.

“El NYPD continúa trabajando cercanamente con las escuelas de la ciudad para reducir el número de arrestos y proveer un ambiente seguro de enseñanza para todos los estudiantes”, dijo un vocero de la Uniformada recalcando que en los pasados cinco años los arrestos en las escuelas disminuyeron en un 55% y las citaciones en un 81%.

Esta es la primera vez que estas cifras están disponibles, gracias a una enmienda hace dos años a la ley para la seguridad estudiantil, que establece que cada vez que un estudiante es esposado debe haber un reporte por parte del NYPD.

¿Cuál es la solución?

Lieberman consideró que para solucionar el problema de la disparidad racial se deberían disminuir las razones por la cual un oficial puede entrar a los colegios. “No deberían participar de actividad policial en las escuelas a menos que haya una amenaza seria de seguridad”, enfatizó.

De los 3,660 incidentes en escuelas reportados al NYPD en el 2016, 1,379 acabaron en arrestos, siendo la mayoría por delitos menores. Una de las preocupaciones de Lieberman es que el 88.5% de las detenciones fueron realizadas por policías de cuarteles cercanos a los planteles y que no tienen entrenamiento sobre cómo actuar en las zonas escolares. La Policía tiene una división especial de seguridad que se enfoca en las escuelas, y esos oficiales efectuaron sólo el 11.5% del total de los arrestos el año pasado.

Además, el 26% de los arrestos fueron por incidentes que ocurrieron afuera de las propiedades de las escuelas.

“El NYPD no debería tratar las escuelas como un lugar para cazar a estudiantes que ellos creen que han cometido un crimen afuera de los terrenos escolares. Los estudiantes no deben de temer ir a la escuela”, expresó Johanna Miller, directora de defensoría del NYCLU.

En su primer año como maestro en el 2016, Joshua Ramos, de 24 años, escuchó sobre estudiantes de la Escuela Superior Fordham para las Artes en El Bronx siendo arrestados. El Condado de la Salsa es donde se llevaron a cabo la mayoría de los arrestos.

Ramos notó el efecto negativo que los arrestos tenían en los jóvenes. “Definitivamente los desconecta de los policías y de decir algo si ven algo”, expresó el educador, agregando que también afecta la relación con cualquier adulto incluyendo los maestros.

Prioridad: seguridad estudiantil

El Departamento de Educación de la ciudad (DOE) insistió en que “nada es más importante que la seguridad de los estudiantes y el personal”.

El DOE ha extendido dos iniciativas destinadas a minimizar el involucramiento de las cortes en las escuelas. Una es el programa de tarjetas de advertencia en donde los oficiales tienen la discreción de otorgar un aviso a los estudiantes menores de 16 años en vez de una citación por infracciones como conducta desordenada o posesión de marihuana.

El segundo programa es el proyecto de justicia escolar, el cual brinda asistencia legal gratuita a estudiantes para eliminar las citaciones. Esta iniciativa también le enseña al alumno sobre sus derechos y provee una oportunidad para que conozcan mejor el sistema judicial.

“El crimen en las escuelas está en mínimos históricos y estamos animados por la continua disminución en el número de suspensiones, detenciones escolares y citaciones”, expresó Toya Holness, secretaria de prensa del DOE.

Cifras

  • Hubo 3,660 incidentes reportados al NYPD en el 2016.
  • De esos, 2,003 acabaron en el uso de esposas.
  • 34% de los incidentes que involucraron a un estudiante latino o afroamericano acabaron en el uso de esposas, comparado con el 26% de los incidentes que involucraron un estudiante blanco.
  • 68.0% de los arrestados se identifican como varón.
  • 40% de los esposados eran menores de 16 años.

El Bronx fue el condado con la mayor cantidad de estudiantes esposados

  • 30.9% El Bronx.
  • 27.8%Brooklyn.
  • 15.9% Manhattan.
  • 17.7% Queens.
  • 7.7% Staten Island.