Me robaron la cartera ¿Qué tengo que hacer?

No solo tiene que porteger el robo de sus tarjetas, también el de su identidad
Me robaron la cartera ¿Qué tengo que hacer?
No se procupe solo por el dinero, su identidad también está en juego./Shutterstock
Foto: Shutterstock

La cartera, cuanto más vacía de documentos se lleve, mejor. En caso de robo o pérdida es una pesadilla pensar en una green card perdida o un número del seguro social extraviado, no solo por el papeleo administrativo que se tiene por delante por conseguir otras sino también porque hay documentos que son claves para completar un perfecto robo de identidad, en particular, el número del seguro social.

Pero llevar tarjetas de débito o crédito es inevitable. ¿Qué hacer cuando desaparecen?

  • La primera llamada es al banco emisor de las tarjetas de débito que llevara o de la libreta de cheques si esta ha desaparecido. Si se informa inmediatamente de la pérdida al banco no solo se le emitirá una nueva sino que además usted no será responsable de transacciones no autorizadas. Si se tarda hasta dos días puede haber responsabilidad de un pago que no haya hecho usted  por un máximo de $50 pero si se tarda más de ese tiempo y hasta 60 días, la cantidad por la que el banco no se responsabiliza es de $500. Más de dos meses sin reportar puede dejarle sin un centavo.
  • Llame al emisor de las tarjetas de crédito. Estas tienen más protecciones y normalmente vigilan los patrones de gastos lo que significa que antes de autorizar algunas transacciones le pedirían su consentimiento. Si alguien la usa y usted ha dado el aviso al emisor no tendrá que hacer frente al pago de lo que haya comprado quien la use ilegítimamente y en cualquier caso antes de que usted de la alerta lo máximo que puede acabar pagando son $50.
  • Vaya a la policía y haga un reporte de lo robado o perdido. Quédese con copias porque estas serán útiles en caso de que tenga que acreditar el robo de información personal.
  • Ponga una alerta de fraude o de seguridad con uno de los tres bureaus de crédito (Equifax, Experian o Transunion, uno informará al resto) porque aunque haya cerrado la puerta al uso de sus tarjetas, los ladrones de identidad pueden tener más datos de usted y abrir líneas de crédito (solicitan una tarjeta de crédito, un préstamo…) en su nombre sin que usted lo sepa. La alerta de fraude notifica a quien vea su informe de crédito que alguien puede usarlo fraudulentamente por lo que deben contactarle para verificar su identidad. En caso de que su identidad se haya comprometido, es aconsejable una alerta más extensa que la anterior que apenas se mantiene 90 días en su informe. La extensa dura más de cinco años pero para ponerla necesita el informe policial. En cualquier caso es recomendable pedir un historial crediticio para verificar cargos o movimientos extraños.
  • ¿Llevaba el número del Seguro Social? Llame a la Administración de la SS para dar parte de ello. En esos casos no es descabellado pedir la máxima protección que es la congelación de crédito que impide que nadie acceda a su informe de crédito. Es algo que puede complicarle la petición de un préstamo. No obstante, se puede “descongelar” si es necesario.

 

Historial gratis

Para revisar movimientos sospechosos o no, puede pedir un informe gratuito a www.annualcreditreport.com/index.action