Uno de los sheriff más antiinmigrantes del país habría aceptado un cargo en DHS

No es el primer personaje controversial que el Presidente Trump invita al Departamento de Seguridad Nacional, pero este sheriff podría ser uno de los peores hasta ahora, dicen activistas que lo conocen en su comunidad de Milwaukee

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a El Diario NY en Facebook

Uno de los sheriff más antiinmigrantes del país habría aceptado un cargo en DHS
El Sheriff David Clarke, de Milwakee, Wisconsin, es una figura controversial, investigado por muertes en sus cárceles, atacar a grupos que protestan brutalidad policial y equiparar a Black Lives Matters con ISIS (Foto: Commons)

El Presidente Donald Trump ha nombrado a muchos personajes controversiales a puestos en su gobierno, pero el posible nombramiento del Sheriff David Clarke, del condado de Milwaukee en Wisconsin a un cargo de subsecretario en el Departamento de Seguridad Nacional, generó críticas e indignación, así como incredulidad en varios sectores.

Grupos comunitarios de Milwaukee, incluyendo un grupo pr inmigrante llamado Voces de la Frontera, caracterizaron este jueves de  “vergonzoso” y de “peligroso” para el país el posible nombramiento de Clarke a subsecretario del Departamento de Seguridad Nacional para relaciones con los gobiernos locales.

Clarke es un partidario de Donald Trump mejor conocido por decir que el movimiento “Black Lives Matter” es terrorista y colabora con ISIS y que, entre otras cosas, ha sido acusado de amenazar y amedrentar a otros funcionarios públicos y personas de a pie, y “no está capacitado para ningún puesto público, y menos uno en el cual tiene que hacer relaciones con otros gobiernos”, dijeron los activistas.

“El hombre que dijo que sólo se acercaría a demócratas para agarrarlos por el cuello, cuyas cárceles han sido y siguen siendo investigadas por violaciones a los derechos humanos, muerte y torturas y que se dedica a amenazar a funcionarios públicos que lo investigan o se oponen a él … ¿va a ser nombrado a un puesto en el gobierno federal?”, dijo Christine Neumann-Ortiz, directora de Voces de la Frontera, un grupo de Milwaukee.

“Lo único que se puede esperar de tal nombramiento es más caos y tiranía en el DHS”, apuntó la activista. Clarke no sería el primer líder antiinmigrante nombrado por Trump, quien designó al senador más nativista, Jeff Sessions, como procurador de la nación y a la ex directora ejecutiva del grupo restriccionista FAIR, Julie Kirshner, como monitora de la Oficina de Inmigración y Ciudadanía USCIS, entre otros.

El nombramiento no ha sido confirmado oficialmente, pero Clarke mismo lo confirmó esta semana en un programa de radio y medios nacionales así lo reflejaron este jueves, llevando a la inusual reacción de parte de dos funcionarios que lo precedieron en el cargo que supuestamente tomará, como enlace entre DHS y gobiernos locales.

Philip McNamara, el hombre que ocupó el puesto al que supuestamente van a nombrar a Clark y la anterior funcionaria de ese cargo Julieet Kayyem, ambos nombrados por Barack Obama, dieron el paso inusual de criticarlo por medio de Twitter.

“Me va a substituir el Sheriff Clark. Mi empleo era para trabajar con funcionarios estatales y locales. Clarke dice que quiere estrangular a demócratas”, dijo McNamara.

Kayyem dijo, por su parte que estaba “abrumada” por la noticia y que tenía temor por el personal de carrera que labora en esa oficina.

Trump y sus partidarios idolatran a Clarke, quien dio un discurso en la Convención Nacional Republicana el pasado año vistiendo un uniforme lleno de “condecoraciones” que según vetereanos realmente eran “pins” sin valor.

Algunos de sus partidarios usan el hecho de que Clarke es afroamericano para señalar que esto demuestra que Trump no es racista.

Pero otra activista comunitaria de Milwaukee se refirió a Clarke como un “hombre aterrorizante, peligroso, listo a disparar en cualquier momento”.

Eileen Bauer, del grupo “Progressive Moms”, dijo que esperaba que el gobernador de Wisconsin Scoot Walker, “busque a alguien que apoye las reformas policiales y que asegure que no mueren más personas en sus cárceles”, al nombrar a un sucesor para el Sheriff si este se va a Washington.

Muerte en las cárceles de Milwaukee

Aparte de tener un estilo abrasivo, Clarke también ha estado en la mira de varias investigaciones porque cuatro personas, incluyendo un bebé recién nacido, murieron el año pasado en una cárcel de la que él es responsable en el condado de Milwaukee.

“Cuatro muertos en un período de seis meses es demasiado, y la razón por la que mi grupo está involucrado es porque uno de los muertos fue un bebé nacido en una celda por una mamá que parió sola y sin que la atendieran“, dijo Bauer.

Otro controversial caso bajo la autoridad de Clarke fue la muerte de Terrill Thomas,  un hombre con problemas mentales que fue dejado morir de deshidratación durante días en una celda de esa cárcel, sin recibir una gota de agua de parte de los guardias.  Un video de su prolongada agonía, tomado por cámaras de seguridad, circuló hace algunos meses en los medios, un caso que generó una investigación criminal.

Este mes, un gran jurado de ese condado recomendó cargos criminales contra varios guardias de la cárcel, aunque no contra el Sheriff.

Newman Ortiz dijo que el sheriff Clarke ha tomado un estilo y actitudes parecidas al defenestrado Sheriff Joe Arpaio de Maricopa, Arizona. Al parecer, sin embargo, la situación en las cárceles de Clarke es mucho peor que lo que nunca se vio en las de Maricopa.

“El debería enfrentar cargos penales y un juicio en vez de un nombramiento”, dijo la activista, quien agregó que Clarke será puesto en ese cargo especialmente para “hostigar” a gobiernos locales a renovar e iniciar contratos 287g con el gobierno federal para colaborar con inmigración y hacer “redadas” al estilo Arpaio.

“La gran mayoría de los policías y alguaciles se oponen a esos contratos”, dijo. “Pero el está más que dispuesto a crear una campaña de terror contra la comunidad inmigrante en todo el país, como ya lo ha hecho aquí en Milwakee, la ciudad más diversa de Wisconsin”.

Los grupos locales demandaron a Clarke para que su oficina difundiera los detalles de la implementación del programa 287 g en su condado y recibieron limitada información, pero descubrieron que uno de los detenidos por Clarke usando una orden de ICE era un ciudadano afroamericano.

“Lamentablemente, el caso legal se apeló hasta la corte suprema del estado y el fallo fue totalmente racista, cerraron al escrutinio público toda la información sobre el contrato”, apuntó la activista.

La senadora de California Kamala Harris reaccionó a la noticia sobre Clarke indicando que el sheriff no debería ser nombrado.

Te recomendamos